Excavando en el Pasado Mormón: La Misión Acerca de la Historia de la Iglesia de Andrew Jenson en 1888.

Excavando en el Pasado Mormón: La Misión Acerca de la Historia de la Iglesia de Andrew Jenson en 1888.

Por Alexander L. Baugh

El 4 de septiembre de 1888, el élder Franklin D. Richards, miembro del Quórum de los Doce Apóstoles e Historiador Asistente de la Iglesia, puso sus manos sobre Andrew Jenson de 37 años de edad y pronunció sobre él una bendición del sacerdocio. El propósito de la bendición era para darle guía y consejos antes de que saliera a cumplir una corta misión en el medio oeste y el este de los Estados Unidos para reunir información con respecto a los primeros eventos y actividades de los Santos de los Últimos Días. En la bendición, el élder Richards le prometió a Jenson que tendría éxito al obtener “todo el conocimiento y la información conveniente y que sea importante que tengas y recibas, por medio de la cual puedas, como historiador, escribir con credibilidad y competente y fielmente acerca de las acciones del Señor en la tierra en estos últimos días, y de los hechos y experiencias de Su pueblo.” El Apóstol declaró además que Jenson podría “encontrar gran consuelo e información de gran valor al caminar en los lugares sagrados en los que los padres habían andado y donde los ángeles habían visitado.” [1] Después de la bendición de Jenson, el élder Richards dio bendiciones a Edward Stevenson y a Joseph S. Black, que habían sido asignados para acompañar a Jenson. Dos días después, el 6 de septiembre, los tres hombres abordaron el tren Denver y Río Grande en Salt Lake City dirigiéndose rumbo al este en lo que sería una misión que duraría cinco semanas (del 6 de septiembre al 15 de octubre) para recabar información.

No se sabe realmente quien inició la idea de efectuar dicha misión, pero probablemente, fue Jenson mismo. En el año 1886, solamente dos años antes del viaje al este, él consiguió un empleo de tiempo parcial en la oficina del Historiador de la Iglesia, pero no tuvo ningún título ni puesto oficial. A pesar de este arreglo, Jenson trabajó incansablemente y se dedicó con toda su energía a sus asignaciones laborales, y eventualmente consiguió la confianza del personal de la oficina, incluso de Wilford Woodruff, quien era el Presidente en Funciones de la Iglesia y el Historiador, y de Franklin D. Richards, que era el Historiador Asistente de la Iglesia. No hay duda de que Jenson  comentó con ambos líderes sobre el proyecto, y ellos subsecuentemente estuvieron de acuerdo en apoyar y financiar esa misión de corto tiempo.

Probablemente, Jenson tuvo varias razones para proponer la misión histórica. Primero, como empleado de tiempo parcial en la Oficina del Historiador de la Iglesia, podría beneficiarse al ver y visitar muchos de los lugares asociados con la historia temprana de la Iglesia en Nueva York, Ohio, Missouri, Illinois y Iowa. También esperaba interrogar y entrevistar a personas que habían inter-actuado con los mormones en los primeros años de la Iglesia (incluyendo ex-Santos de los Últimos Días que se habían afiliado con otros movimientos de la Restauración), muchos de los cuales aun estaban vivos y podrían brindar valiosa información de primera mano acerca de los miembros de la Iglesia y los eventos e incidentes asociados con los inicios del mormonismo. Además, la información que esperaba obtener se podría usar para algunos artículos en el Historical Record, un periódico que él mismo editaba y publicaba, en el cual se detallaban los eventos principales que sucedieron en la Iglesia entre 1830 y 1884. Y finalmente, si la misión resultaba exitosa, la posición de Jenson en la Oficina del Historiador podría mejorar, y quizás resultar en que se le ofreciera un empleo permanente de tiempo completo.

Los historiadores que están familiarizados con Andrew Jenson entienden que una característica de sus labores históricas fue su trabajo en el campo; se fue al camino. Aunque conocía la importancia de la investigación de los archivos, también entendió que al reconstruir la historia mormona, se podría conseguir información importante “en el sitio” en el que realmente sucedieron los eventos y la historia. También conocía el valor que tenía el localizar y entrevistar a las personas que habían sido participantes u observadores de primera mano de los diversos eventos históricos a fin de obtener sus declaraciones y recuerdos. Un aspecto extraordinario de los esfuerzos históricos de Jenson fue no sólo su habilidad para registrar con meticulosos detalles sus propias actividades, experiencias y observaciones, sino también su prontitud para ponerlos por escrito. Con base en sus relatos y narraciones, es aparente que al fin de cada día, escribió o mecanografió (quizás de notas cortas escritas a mano) descripciones detalladas de a quiénes conoció, las declaraciones importantes de las personas con las que había entablado conversación, lo qué había aprendido o experimentado, y sus reflexiones personales. Pero durante su misión en el año 1888 fue un paso más allá. Después de terminar sus narraciones, las que escribió en forma de cartas, Jenson las envió rápidamente por correo a los editores del Deseret News en Salt Lake City para su publicación. Jenson y sus compañeros en la misión mandaron un total de 18 cartas a los editores que fueron publicadas en el periódico, usualmente en una o dos semanas.  Y, como si eso no fuera suficiente, al regresar, Jenson y Edward Stevenson hicieron arreglos para que las 18 cartas fueran publicadas en forma de libro bajo el título Infancy of the Church [La Infancia de la Iglesia].  [2] A continuación, presento una relación cronológica de esa misión para encontrar información en muchos de los sitios más importantes al inicio de la historia mormona.

La Tierra de Sión: Missouri

Jenson, Stevenson y Black llegaron a Kansas City, Missouri al atardecer del sábado 8 de septiembre, en la primera etapa de su viaje. Su estancia en Missouri fue más larga que en  cualquiera de los lugares que visitaron (doce días en total, del 8 al 19 de septiembre), y diez de las dieciocho cartas hechas por Jenson fueron escritas allí. El domingo 9 de septiembre, su primer día completo allí, los tres hombres viajaron a Independence, en donde visitaron la plaza pública y la corte. [3] Por la tarde fueron al terreno del templo en Independence, [4] en donde un pequeño grupo de miembros de la Iglesia de Cristo (Terreno del Templo) se habían retirado de un servicio religioso. [5]  Aquí conversaron por un rato, y luego asistieron a una reunión de oración de los “Josefitas” (seguidores de José Smith III) de la iglesia de los Santos de los Últimos Días Reorganizada, [Iglesia RLDS] que sumaban cerca de 600 miembros en el área de Independence. [6] Durante la reunión, Edward Stevenson fue invitado a predicar. Al terminar las actividades del día, y cubiertos por la obscuridad, los tres élderes mormones fueron al terreno del templo y cada uno de ellos ofreció una corta oración.

El lunes 10 de septiembre, los tres hombres fueron en tranvía a las afueras de la ciudad de Kansas, en donde pasaron la mayor parte del día conversando con un Sr. Mason. Este señor, de setenta y un años de edad, vivía cerca del Blue River, lugar de uno de los cinco mayores asentamientos mormones en el Condado de Jackson a principios de los años 1830s. Mason era un adolescente durante los disturbios mormones del año 1833, y hasta había llevado una arma al hombro y ayudó a sacar a los mormones. Conoció a muchos de los antiguos residentes de Jackson incluyendo a Thomas Pitcher, Moses Wilson y Samuel Owens, que ya habían fallecido pero que participaron en la expulsión de los mormones.  Mason les mostró a Jenson, Stevenson y Black el lugar en donde había vivido Joshua Lewis. Lewis fue convertido al mormonismo en el año 1831 por los misioneros que fueron a predicar a los lamanitas, y la primera conferencia deh la Iglesia en Missouri se reunió en su casa. Fue también en su casa que Sidney Rigdon dedicó la tierra de Sión el 2 de agosto de 1831. [7] Después de pasar la mayor parte del día con el señor Mason, los tres élderes mormones fueron a Independence para asistir a una reunión en la capilla de los Hedrickitas, ya que el día anterior se les había invitado a predicar. La reunión tuvo muy buena asistencia. el discurso de Edward Stevenson duró 50 minutos, el más largo de los tres. Como ese era su último día en Independence, Andrew, Edward y Joseph fueron otra vez al terreno del templo, en donde Edward oró y pidió que la oración dedicatoria de José Smith, pronunciada el 3 de agosto de 1831, pudiera cumplirse todavía. [8]

El 12 de septiembre, el trío viajó por tren de Kansas City a Lexington Junction, y luego caminaron hacia el norte las cinco millas faltantes para llegar a Richmond. En el año 1835, Edward Stevenson había vivido por una corta temporada en Richmond, así que su regreso al pueblo más de cincuenta años después fue una experiencia nostálgica para él. A su llegada fueron inmediatamente a la antigua casa de David Whitmer, que había fallecido el 25 de enero anterior a la edad de ochenta y tres años. Allí conocieron a su hija Julia Ann Whitmer Schweich quien los recibió con frialdad. En el resto del día visitaron la tumba de David Whitmer en el cementerio de Richmond, que se estableció en el año 1875 al oeste del pueblo. También visitaron el antiguo cementerio, ahora conocido como el Cementerio Mormón o de los Pioneros, en donde estaban sepultados Peter Whitmer Sr., Mary Musselman Whitmer (la esposa de Pedro Sr.), Jacob Whitmer y Oliver Cowdery. Jenson escribió que “encontramos el antiguo [cementerio] totalmente abandonado.” En el año 1878, un tornado terrible pasó por Richmond, arrasando una gran parte del pueblo. “Los monumentos de mármol, las lápidas y las cercas estaban desparramadas en el piso,” comentó Jenson, “[tal] como el ciclón las dejó hace diez años.” En honor a Cowdery, los hombres se quitaron los sombreros y ofrecieron una oración en secreto. [9] Su día terminó con la visita que le hicieron a John C. Whitmer, el único hijo que aún vivía de Jacob Whitmer, y que era el oficial presidente en la Iglesia de Cristo, o “Whitmeritas” como los llamaban. En el curso de su conversación, les relató lo que había pasado a sus tíos Whitmer—Christian, Peter Jr., Jacob (su padre), John, y Hiram Page (también era su tío). John C. también les dio una breve historia de los “Whitmeritas” que en esa época eran cerca de cien, y unos cuantos de ellos vivían en o alrededor de Richmond. [10]

El 13 de septiembre, los tres misioneros visitaron el lugar donde estuvo la casa de troncos vacía en la que José Smith y otros seis líderes mormones fueron encarcelados durante el juicio en Richmond celebrado ante el juez de circuito Austin A. King, del 12 al 29 de noviembre de 1838, y durante ese tiempo es cuando José Smith reprendió a los guardias. [11] Los misioneros también localizaron el lugar donde estuvo la vieja cárcel de Richmond donde—después del juicio de Richmond—fueron encarcelados Parley P. Pratt, Morris Phelps, Luman Gibbs, Norman Shearer y David Chase.  Un antiguo residente les dijo a Jenson, Stevenson y Black que él había visto el nombre de Parley P. Pratt escrito en el techo de la cárcel. [12]  Esa noche el trío visitó a David J. Whitmer, el único hijo de David Whitmer, quien les enseñó un Libro de Mormón de la impresión original que consistía de 464 páginas y unas cuantas páginas sin numerar. Los misioneros también habían esperado poder ver el manuscrito de la historia de John Whitmer, que se titulaba oficialmente “The Book of John Whitmer Kept by Commandment.” [El Libro de John Whitmer, Escrito por Mandamiento], pero este documento se hallaba en la bóveda de un banco en Kansas City. Un señor Snyder había ido a Kansas City para recogerlo y traerlo, pero todavía no había regresado. [13]

El 14 de septiembre lo pasaron examinando el lugar donde se efectuó la batalla del Crooked River durante las primera horas del 25 de octubre de 1838. Tres mormones perdieron la vida en esa confrontación—David W. Patten (miembro del Quórum de los Doce), Simeon Carter y Patterson O’Banion (a veces conocido como Patrick O’Bannion). Otros nueve defensores mormones resultaron heridos. El único muerto entre la compañía de Bogart fue Moses Rowland, pero otros cinco de sus hombres resultaron heridos. La escaramuza llegó a ser un punto de cambio en la Guerra Mormona en Missouri. Cuando las noticias de la batalla le llegaron al gobernador Boggs, dio la famosa “Orden de Exterminio,” la que pedía que la población Santo de los Últimos Días fuera expulsada de Missouri.

Después del viaje por tren de 25 millas de Richmond a Elmira en el Condado Ray, Jenson, Stevenson y Black contrataron a J. M. Trout como guía para que los llevara al lugar de la batalla en el vado del Crooked River que era conocido por los locales como El Campo de Batalla de Bogart, que se localiza en la  sección noroeste del Condado Ray. Al llegar al lugar, Andrew Jenson se separó del grupo para buscar a Absalom McDonald, el propietario actual del terreno. McDonald un residente de mucho tiempo en el área, conocía muchos de los eventos y los detalles referentes a la batalla, y había conocido a John Lockhard, el guardia que le disparó a O’Bannion. Años antes, Lockhard le había mostrado a McDonald el lugar en que estaba cuando le disparó a O’Bannion, y les indicó el lugar a los visitantes mormones. [14] Después de pasar varias horas en el lugar de la batalla, Jenson, Stevenson y Black salieron para Far West, que está como a 16 millas de distancia. No teniendo medio de transporte, se fueron a pie. Esa noche encontraron alojamiento con un señor Sprague, un granjero local que vivía una milla al sur de Mirable (una pequeña comunidad localizada a cuatro millas al sur de Far West. Al día siguiente, 15 de septiembre, siguieron a pie rumbo a Far West.

Llegar a Far West, fue otro regreso a casa para Edward Stevenson, ya que había vivido allí en el año 1838, cuando tenía 18 años de edad, durante lo mas fuerte de los disturbios mormones. Stevenson señaló algunos de los lugares que recordaba. La única estructura original del período mormón que seguía en pie era un viejo granero y una parte de lo que se reportaba había sido la casa de José Smith, la que había sido movida de su fundamento y había sido reconstruida cerca del camino principal.  En Far West, el contacto principal fue Jacob D. Whitmer (con frecuencia conocido como J. D. Whitmer), que era hijo de John Whitmer. Después de la expulsión de los mormones de ese condado, John Whitmer regresó a Far West, en donde vivió el resto de su vida—cerca de cuarenta años—. Tuvo la propiedad del sitio del templo hasta el 29 de octubre de 1874, que fue cuando le vendió  por mil dólares  cerca de 130 acres [59 hectáreas] (incluyendo el terreno para el templo) a Jacob D. Whitmer. [15] Whitmer trató a los visitantes con mucha hospitalidad y les dio de comer y de cenar. Hasta ofreció vender su propiedad en Far West a la Iglesia de Utah al precio de cincuenta dólares por acre. Aunque Jenson, Black y Stevenson no estaban autorizados para negociar a nombre de la Primera Presidencia SUD,  es algo interesante el que Whitmer estaba dispuesto a hacer una propuesta. Veinte años después, la Iglesia y J. D. Whitmer hicieron un trato. [16] Antes de partir, los tres hombres fueron al terreno del templo, y vieron que el lote tenía una cerca de alambre y que un árbol de quince metros de alto había crecido en la excavación. Ellos pudieron localizar las cuatro piedras angulares, que se habían mantenido en su lugar desde la época de los mormones. Esa noche, Jacob D. Whitmer llevó a los visitantes mormones en un carruaje hasta Kingston, la cabecera del Condado, y allí pasaron la noche.

En la tarde del 30 de octubre de 1838, sucedió el más trágico y lamentable episodio de la Guerra Mormona de Missouri en Hawn’s Mill en la parte este del Condado de Caldwell, en donde murieron 17 Santos de los Últimos Días y otros quince fueron heridos por una fuerza ilegal formada por más de doscientos hombres. [17]  En la época en que Jenson, Stevenson y Black visitaron el lugar, todavía estaba una parte del dique que consistía de cinco troncos largos. Jenson indicó que el molino estuvo situado en el lado norte del Shoal Creek. Pero, quizás lo más importante sea el hecho de que a él y sus compañeros se les mostró el lugar donde estaba el pozo en que fueron enterrados catorce de las diecisiete víctimas mormonas.

Después de que los mormones abandonaron Hawn’s Mill en 1839, Charles R. Ross se mudó a esa propiedad. Ross había llegado a Missouri proveniente de Tennessee, y llegó apenas nueve días después de la masacre. Primero se estableció en Utica, en el Condado Livingston, pero se mudó al molino en febrero de 1839, pues Jacob Gudgill (el nuevo propietario) le alquiló la propiedad. Poco después de haberse mudado a ese lugar. hubo “varios días calurosos” y un olor ofensivo salió del pozo casi lleno, así que Ross hizo un montículo encima.  Con el tiempo, el montículo se asentó y se niveló con el suelo. Un año antes (1887) de que Jenson, Stevenson y Black visitaran ese sitio, Charles Ross y un señor Fuller (hijo de Josíah Fuller, uno de los mormones muertos en el ataque), localizaron el lugar del pozo y lo marcaron enterrando en el piso, de costado, una piedra del molino. [18]  Por tanto, cuando Jenson, Stevenson y Black visitaron el lugar en el año 1888, dijeron que les fue posible localizar el pozo, o la sepultura, debido a la piedra puesta allí el año anterior por Ross y Fuller. Jenson declaró en su relato que el pozo se localizaba a “noventa y cuatro yardas al noroeste del viejo dique.” [19]  Si su visita hubiera sido unos cuantos años antes, no hubieran podido dar esa información. Las mediciones de Jenson serán de mucho valor para los futuros investigadores que esperen descubrir la posición del pozo. Aún así, la información que Jenson, Stevenson y Black dieron debido a su visita a Hawn’s Mill el 16 de septiembre de 1888, ha sido y continuará siendo de enorme valor para los historiadores y arqueólogos, en gran medida debido a que la información que ellos dieron posiblemente les lleve a descubrir el pozo en donde fueron enterradas las víctimas, así como a la localización, quizás, de algunas de las estructuras originales de la población.

Los élderes mormones pasaron la noche del 16 al 17 de septiembre en Gallatin, la cabecera del Distrito de Daviess y el sitio en donde tuvo lugar, el día de las elecciones, la escaramuza entre los mormones y un grupo de residentes de Daviess el 6 de agosto de 1838, lo que marcó el comienzo de la Guerra Mormona de Missouri. Antes de partir de Gallatin, tuvieron el privilegio de hablar con Joseph H. McGee, un antiguo residente de la comunidad. Es de mucho significado recordar que en octubre de 1838, cincuenta años antes, una compañía mormona al mando de David W. Patten había quemado la sastrería del señor McGee. En la época de la visita de los representantes mormones, McGee no expresó ningún resentimiento, y cuando Jenson le preguntó cuál había sido la causa de las dificultades entre los mormones y los residentes de Missouri, McGee dijo que “él  creía que algunos de los Santos eran los culpables, por haberse burlado de los otros habitantes con la doctrina de que ellos [los Santos] eran los herederos justos de todo el país. . . . pero que él no supo que hubiera habido robo de caballos o algunas otras faltas a la ley que hubieran sido perpetradas por los ‘mormones’ antes de las dificultades de 1838.” [20]

Jenson, Stevenson y Black viajaron a pie de Gallatin rumbo al norte hasta el Grand River, lo cruzaron, y siguieron a la casa de Sarah A. McDonald, que vivía justo abajo y al oeste de “Tower Hill” en el área conocida anteriormente por los Santos de los Últimos como Adam-Ondi-Ahman. La casa de McDonald había sido construida en 1838, cincuenta años antes, por Lyman Wight, pero no estaba totalmente terminada en la época en que él salió de la comunidad (esa cabaña usualmente se ha identificado como la Cabaña # 2 de Lyman Wight). Posteriormente, la casa y el terreno pasaron a ser propiedad John Cravens, el padre de Sarah McDonald. En la cima de Tower Hill el grupo vio lo que pensaron que eran los restos del altar de Adán, pero muy posiblemente eran los restos de una estructura de los indios americanos de la época central o tardía del período Woodland. [21]

Jenson, Stevenson y Black terminaron su viaje al oeste de Missouri en Liberty, al visitar la cárcel de Liberty el día 18 de septiembre. Es significativo que la información que registraron acerca de la cárcel les da a los historiadores quizás las descripciones y los hechos más detallados, que se sabe que existen, sobre la cárcel original. En esa época, el dueño del terreno y el edificio   era un banquero de Kansas City llamado Mortimer Dearing; pero Theodore Shively, un residente local, era quien cuidaba la estructura y la propiedad circundante. Con la ayuda de un hombre negro, pudieron localizar el edificio. Nadie había entrado al edificio en muchos años. De hecho, los visitantes mormones tuvieron que usar la ayuda de su guía para poder abrir el candado de la puerta, lo que sugiere que no habían conseguido de antemano el permiso para hacerlo. Era muy aparente que el edificio había sido abandonado por completo. El edificio tenía un deterioro muy alto. A pesar de la condición asquerosa del edificio, Jenson y Black dieron una descripción y un análisis muy completo de la estructura, incluyendo las medidas del edificio, lo que ayudó a determinar el tamaño y las dimensiones reales del edificio.

Es interesante notar que dos veces durante su relato, Jenson menciona que los prisioneros mormones estuvieron en el cuarto de arriba, en el piso principal. Nunca mencionó que hubieran sido puestos en el compartimiento inferior, o sea, el calabozo. También se les debe agradecer a los tres hombres por haber hecho los arreglos para que el edificio fuera fotografiado por J. H. Hicks, un fotógrafo local, y cuya foto ha aparecido en numerosas publicaciones. Esa foto muestra a Andrew Jenson, mucho más joven, que estaba en la esquina sureste del techo. Joseph S. Black está parado sobre una pila de maderos y Edward Stevenson está parado a la derecha de la puerta. [22]

Después de su visita a la cárcel, los emisarios mormones visitaron a varias personas en Liberty, la más útil fue con James H. Ford, quien era un ayudante del sheriff del Condado Clay en los años 1838-1839 bajo el mando de Samuel Hadley, el sheriff del condado. Ford les dijo que Hadley lo puso a cargo directo de los presos mormones y que él tuvo considerable interacción con ellos durante su confinamiento. Dijo que a menudo sacaba a los prisioneros para caminar por el pueblo para que tuvieran aire fresco y recibieran mejores comidas. Durante esa época tuvo largas conversaciones con José Smith, de quien dijo que era de naturaleza buena y de comportamiento bromista.

Al revisar los incidentes relacionados con los prisioneros mormones en la cárcel de Liberty, es muy significativo notar que el 7 de febrero de 1839, seis mormones—Alanson Ripley, Jonathan Watson Barlow, William D. Huntington, David Holman, Erastus Snow y Cyrus Daniels—visitaron en la cárcel a José Smith y sus compañeros de prisión e hicieron el intento de ayudarles a escapar. Daniels empezó el intento de escape al tratar de distraer a dos de los guardias que estaban fuera de la cárcel, mientras que los que estaban adentro trataron de detener a Samuel Tillery, el carcelero. Sin embargo, Tillery pudo avisarles a los guardias de afuera, y cerraron la puerta. Durante el intento de escape, Ford le disparó a Daniels, quien había salido de la cárcel y había echado a correr, pero el oficial no lo hirió. A excepción de Daniels (que se fue) los otros cinco hombres fueron encarcelados y acusados de ser cómplices en un intento de fuga. En su juicio preliminar el 13 de febrero, Snow fue absuelto, pero a los otros cuatro de les impuso una fianza (150.00 dólares a cada uno) y fueron liberados. [23]  Al comentar con Jenson, Stevenson y Black, acerca del intento de fuga, Ford admitió haberle disparado a Daniels, pero les dijo que “esperaba no haber herido a nadie.” [24]

La visita de Jenson, Stevenson y Black a la cárcel de Liberty, resultó muy productiva. La información que obtuvieron en sus entrevistas disipa varios mitos relativos al encarcelamiento de José Smith y los otros prisioneros mormones: (1) estuvieron confinados principalmente en el piso principal y no en el calabozo; (2) cuando eran confinados en el calabozo, tenían espacio para estar de pie, ya que la altura del cuarto era de 1.95 metros; (3) se les permitía pasar tiempo fuera de la cárcel; y (4) aunque los presos creyeron que se les alimentó con carne humana, Ford, que supervisó su encierro, sugirió que no fue así.

La Cuna de la Restauración: Palmyra y Fayette, Nueva York

Jenson, Stevenson y Black salieron de Kansas City, Missouri el 19 de septiembre. La siguiente etapa de su viaje, que duró nueve días, les llevó por una ruta de circuito de tren a través de los estados de Missouri, Arkansas, Tennessee, Mississippi, Alabama, de regreso a Tennessee (para una escala de dos días en la Casa de la Misión de los Estados de Sur en Chattanooga), y Virginia, antes de zarpar por barco de Norfolk a la ciudad de Nueva York, en donde pasaron tres días como turistas—un pasatiempo que Jenson hacía en cada lugar a donde iba—que incluyó una visita a la Estatua de la Libertad. [25] El 27 de septiembre llegaron a Palmyra, Nueva York.

La estadía de los tres corresponsales misioneros en el área de Palmyra-Fayette fue relativamente corta, ya que duró menos de dos días completos, del 27 al 29 de septiembre. Durante esos días los escritos de Jenson revelan un gran aprecio por el privilegio de ver de primera mano los lugares asociados a los primeros eventos de la Restauración—la granja de José Smith Sr., la propiedad agrícola de Martin Harris, la imprenta y librería de E. B. Grandin, y el Cerro Cumorah—. Aunque los sitios históricos atrajeron la atención de Jenson, sorprendentemente, al texto le falta información y detalles históricos. En este punto su relato cambia, tomando un tono imaginario al reflexionar en la declinación y la destrucción de las civilizaciones nefita-lamanita-jaredita y en que Moroni depositó las planchas. Una excepción al tono imaginario de Jenson es la entrevista que los tres hombres tuvieron con John H. Gilbert, el tipógrafo que preparó los tipos para la edición en Palmyra en el año 1830 del Libro de Mormón. Gilbert, que ya tenía 86 años de edad, tuvo mucho gusto en dar a sus visitantes información muy valiosa con respecto al rol que tuvo en la publicación.

Un detalle de interés particular que John H. Gilbert les dio a Jenson, Stevenson y Black fue el que aún existía un juego de las hojas de la impresión original de la edición del Libro de Mormon de 1830 en Palmyra. Gilbert les dijo a los visitantes mormones que él había guardado un juego de hojas sin encuadernar, pero que posteriormente se las vendió en $500.00 (dólares) a Pliney T. Sexton, un banquero de Palmyra. En el año 1942, Wilford C. Wood de Woods Cross, Utah, compró las hojas enteras a Clara Glese, residente de Santa Bárbara, California y pariente político de Pliney Sexton. [26]  Por varios años ese grupo de hojas estuvo en posesión de la familia Wood, pero ahora las posee la Iglesia en la Biblioteca de Historia de la Iglesia.  Después de su visita con Gilbert, los tres hombres visitaron el edificio de tres pisos hecho de ladrillos que anteriormente había sido la Imprenta de E. B. Grandin en donde se imprimió la edición de 1830 del Libro de Mormón. Jenson anotó que el primer piso, que había sido la librería, ahora se usaba como un almacén de periódicos y novedades. El segundo piso, en que había estado la encuadernadora de Luther Howard, lo habían convertido en apartamentos. El tercer piso en donde originalmente había estado todo el equipo y la maquinaria de impresión, ahora se usaba como bodega. [27]

El 29 de septiembre al salir de Palmyra, Jenson y sus compañeros de viaje fueron hacia el sur a Fayette, Nueva York, a fin de obtener información sobre el sitio de la casa de Peter Whitmer Sr., en donde se efectuó la reunión en que se organizó la Iglesia el 6 de abril de 1830, y donde se efectuaron muchas de las primeras reuniones de la Iglesia.  Los tres fueron muy afortunados al localizar a John Marshall, un antiguo residente que vivió cerca de la granja original de los Whitmer, y quien les dio la información que necesitaban. Marshall había conocido a la familia Whitmer y, de hecho, había asistido a reuniones en la casa de los Whitmer y hasta oyó predicar a José  Smith. Con la información proporcionada por Marshall, dijo Jenson, pudieron localizar el lugar preciso de la casa de un piso y medio, la que había sido derribada varios años antes, aunque algunos de los troncos originales de la casa estaban cerca de allí a lo largo de una cerca. [28]

La Reserva Occidental: Kirtland, Ohio

Dejando la región de los Lagos Finger en ruta a Kirtland, Jenson, Stevenson y Black tuvieron la oportunidad de visitar las famosas Cataratas del Niágara, en donde pasaron cerca de dos días gozando de la grandeza de una de las maravillas naturales del mundo. El 1 de octubre abordaron un tren que los llevó a Willoughby, Ohio, de donde fueron a Kirtland cuatro millas al este, y   llegaron al atardecer de ese día. Los tres hombres se alojaron en el Hotel Kirtland  propiedad de Edmund L. Kelley, un consejero en el obispado presidente de la Iglesia RLDS, y que se localiza del lado opuesto de la calle justo al este del Templo de Kirtland. [29] Esa noche conocieron también a su hermano William H. Kelley, un apóstol de la Iglesia RLDS, con quien tuvieron una larga conversación acerca de si José Smith había practicado o no el matrimonio plural. Los hermanos Kelley presidían sobre treinta miembros de la Iglesia RLDS que vivían en el área de Kirtland.

A la mañana siguiente, la delegación mormona fue acompañada en una visita guiada del Templo de Kirtland por Gomer T. Griffiths, otro apóstol RLDS que había sido ordenado un año antes (1887), y de quien Jenson dijo que era un verdadero caballero. Griffiths esperó pacientemente durante las tres horas en que Jenson, Stevenson y Black exploraron y tomaron medidas de todo el edificio. Griffiths hasta tocó el órgano y cantó dos himnos de Eliza R. Snow, para el deleite de los visitantes de Utah. [30] Después de su visita al templo, Griffiths condujo a Jenson y sus compañeros en un recorrido a pie por Kirtland y Kirtland Flats. El líder de la Iglesia RLDS les enseñó a los visitantes una pequeña casa cuadrada  usada por un corto tiempo por Oliver Cowdery como oficina legal cuando regresó a Kirtland en el año 1839. También vieron la antigua residencia de José Smith localizada en el lado oeste del Sendero Chillicothe al norte del templo; visitaron las casas del período de Kirtland de Sidney Rigdon, Hyrum Smith y Newell K. Whitney (incluyendo la tienda de Whitney); y caminaron por el Cementerio de Kirtland. Jenson copió varias inscripciones de las lápidas, pero en su relato solamente mencionó dos: Eunice Thompson (que quizás ni siquiera era mormona) y Oliver Granger. [31]  Jenson, Black y Stevenson solamente estuvieron un día en Kirtland, pero si hubieran permanecido más tiempo ciertamente hubieran averiguado más. Uno se pregunta el por qué no visitaron otras comunidades en esa área que están relacionadas con el pasado mormón, tales como Hiram, Painesville, Amherst, o lo que quedaba de North Union.

El Reino en el Mississippi: Nauvoo y Carthage, Illinois

Al salir de Kirtland, Ohio el 2 de octubre, Jenson, Stevenson y Black abordaron en Willoughby un tren con rumbo al oeste para el destino final de su misión de búsqueda de información—el Condado Lee, Iowa, y el Condado Hancock, Illinois, pero no antes de hacer una escala en la Ciudad del Viento, Chicago. Durante su estancia allí, visitaron la Sociedad Histórica de Chicago, en donde comprobaron lo que tenía la Sociedad referente a los mormones. Jenson también revisó el libro An Illustrated Historical Atlas of Hancock County, Illinois publicado en Chicago el año 1874. Al leer el libro, Jenson se disgustó con su tono y su contenido, tanto que buscó al editor del libro,  Charles Chapman,  y fue a su casa en la ciudad para conocerlo y expresarle su preocupación y su desilusión. Chapman, fue comprensivo, reconoció lo tendencioso de la narración, pero no aceptó la responsabilidad debido a que no fue el autor, solamente el editor. Antes de partir de Chicago, los emisarios de Utah visitaron varios establecimientos de negocios, incluyendo la tienda por departamentos de ventas al mayoreo Marshall Field and Company; la tienda más grande de todo el país.

El viaje de Chicago a Nauvoo, Illinois, les tomó casi dos días. En la tarde del 6 de octubre, Jenson, Stevenson y Black llegaron a Nauvoo, donde se alojaron en la Riverside Mansion, cuyo dueño era Lewis C. Bidamon, anciano de ochenta y tres años de edad, el segundo esposo de Emma Smith. [32] Es muy significativo, que la mayor parte del contenido de la carta de Jenson del 7 de octubre al Deseret News se compone de la entrevista que Jenson tuvo con Bidamon acerca de su participación en la Batalla de Nauvoo, que se efectuó en septiembre de 1846 cuando los últimos mormones que quedaban fueron expulsados de la comunidad. Jenson aprendió que en la época de la confrontación, Bidamon tenía propiedades en Nauvoo y que no solamente actuó como enlace entre los mormones y sus antagonistas, sino que los ayudó en la defensa de la ciudad. [33]

El 7 de octubre lo pasaron recorriendo la comunidad de Nauvoo. Jenson dio detalles impresionantes con respecto a varias residencias (y sus ubicaciones) que una vez fueron ocupadas por los Santos de los Últimos Días, incluyendo las casas de Parley P. Pratt, Edward Hunter, Willard Richards, Brigham Young, Heber C. Kimball, Orson Hyde, John Taylor y William Law, así como de la Mansión de Nauvoo de José y Emma.  También transcribió información acerca del Salón de los Setenta, el Salón Masón, la imprenta del Times and Seasons, el edificio del Nauvoo Expositor, el cementerio de la familia Smith, la vieja arboleda, y hechos relacionados al Templo de Nauvoo. Finalmente, Jenson dedicó una parte considerable de su narración para comentar lo que sucedió y la disposición final de los miembros de la familia del Profeta y de varios de los principales disidentes en Nauvoo, incluyendo a William y Wilson Law, Francis Higbee, y Robert D. Foster. La mayor parte, si no toda, de la información sobre los lugares y las personas vino de los ciudadanos de Nauvoo que estaban familiarizados con la historia post mormona de la comunidad.

El 8 de octubre, Jenson, Stevenson y Black fueron en carruaje a Carthage. Allí vieron la anteriormente conocida como la Taberna de Hamilton, llamada así en honor de Artois Hamilton, el dueño original. Cuando el grupo de José Smith llegó a Carthage al atardecer del 24 de junio de 1844, se alojaron en la taberna. Después del martirio, Willard Richards hizo que los cuerpos de los mártires y del mal herido John Tayor fueran llevados a ese hotel.                                                                                                        

Enseguida visitaron a Thomas Sharp, el notorio editor del Warsaw Signal el principal antagonista y agitador anti-mormón durante el período de Nauvoo y cabecilla prominente de la chusma que asaltó y mató a José y Hyrum Smith en la Cárcel de Carthage. [34] Diecisiete años antes, Sharp se había mudado de Warsaw a Carthage, en donde aún estaba activo en el negocio de las publicaciones como editor del Carthage Gazette.  La reunión se efectuó en la oficina del periódico en donde Sharp y su hijo, William, estaban trabajando. Jenson anotó que el anciano Sharp, que tenía un gran sobrepeso, “fue muy poco comunicativo, y muy. . . . cuidadoso de lo que expresaba,  pero contestó unas cuantas preguntas que la hicimos de forma muy directa.” Sin embargo, no le hicieron ninguna pregunta con respecto al martirio, aunque Jenson reconoció que “las escenas de 1844 ocupaban su mente durante toda la entrevista con él.” [35] Sharp les mostró un volumen encuadernado del año 1844 del Warsaw Signal, que incluía una copia del Nauvoo Expositor. Los visitantes mormones deben haber pasado un tiempo considerable en la oficina del Gazette, porque Jenson dijo que copiaron a mano tres declaraciones juradas publicadas en el Expositor, todas con fecha 4 de mayo 1844—una de William Law, una de Jane Law y una de Austin Cowles—y las tres certificadas por Robert D. Foster.

El lugar final que visitaron en la cabecera del Condado Hancock fue la Cárcel de Carthage. En esa época era la residencia de James y Elizabeth Browning, siendo aquel sobrino de Jonathan Browning, el afamado fabricante de armas que vivía en Utah. La señora Browning les mostró el edificio y las instalaciones alrededor.  Siendo dado a los detalles, Jenson tomó muchas notas y medidas de la estructura. [36] Ese noche, el trío regresó a Nauvoo, y se alojaron en la casa de Phineas Kimball.

En la última carta de Jenson fechada el 9 de octubre, indica que él, Stevenson y Black pasaron la tarde del 9 de octubre en Montrose, Condado Lee, Iowa, que se localiza en el lado oeste del Río Mississippi enfrente de Nauvoo. Entonces comenta algunos de los importantes eventos históricos relacionados con la Iglesia en el área de Montrose de 1839 a 1846, incluyendo la adquisición de las barracas de Des Moines que sirvieron como alojamiento temporal para varios de los líderes y miembros de la Iglesia; la creación de la estaca mormona conocida como Zarahemla, que duró poco tiempo; la predicción de José Smith de que los Santos se establecerían en las Montañas Rocallosas; el lugar al que huyeron José y Hyrum la noche del 23 al 24 de junio de 1844, antes de aceptar ser juzgados en Carthage; y el lugar en que los Santos expulsados tras la batalla de Nauvoo, experimentaron el milagro de las codornices en septiembre de 1846. [37] Jenson y sus compañeros salieron de Montrose temprano en la mañana del 10 de octubre. En Eldon, Iowa, Joseph S. Black partió hacia Council Bluffs para visitar a unos parientes antes de dirigirse a Salt Lake City, en tanto que Jenson y Stevenson se dieron una vuelta rápida por Missouri y se detuvieron una vez más en Richmond antes de regresar a Utah. Black llegó a Salt Lake City, 14 de octubre; Jenson y Stevenson llegaron al día siguiente.

Conclusión

La misón de búsqueda de información de Andrew Jenson en el año 1888, demuestra varios principios que pueden aprender los historiadores : Primero, existen aspectos de la historia que se pueden entender más completamente si el historiador se familiariza con el lugar y los alrededores en donde ocurrieron los eventos, En breve, es útil entender “la geografía del lugar.” Los historiadores mormones deben estar muy al tanto de esto, y la mayoría lo están. Hay algo que se puede decir con respecto a ver de primera mano los lugares en donde ocurrió la historia. Segundo, Es obvio que Jenson tomó muchas notas sobre lo que observó y descubrió durante sus viajes. Él también transcribió las  importantes declaraciones que hicieron las personas a las que entrevistó y que tenían información no escrita o registrada. Además, cuando y donde fue posible, copió documentos importantes. Luego, después de reunir y asimilar la información, la arregló en un buen relato y lo publicó. Demasiados historiadores obtienen mucha información histórica pero no publican su investigación, así que se la llevan a la tumba. Sin embargo, el registro publicado tiende a sobrevivir mucho después de la vida del historiador. Finalmente, las actividades de Jenson demuestran que mucha de la historia no se encuentra necesariamente en los archivos empolvados. Hay mucho que se puede descubrir en la vida y los lugares de la gente común.

La misión de búsqueda de información de Andrew Jenson en el año 1888, preparó el camino para otras misiones similares que se podrían efectuar en el futuro.  Entre los años 1892 y 1894, visitó los pueblos y las estacas en Utah, Wyoming, Idaho, Nevada, California, Arizona, México y Canadá para reunir información histórica. Luego, en el año 1895, comenzó su tarea más extensa—una gira mundial—para visitar todas las misiones internacionales y reunir sus registros. Esta misión de dos años lo llevó a muchas islas del Sur del Pacífico, Australia, Egipto, Siria, Líbano, Palestina, Inglaterra, Gales, Irlanda, Escocia, Dinamarca, Noruega, Suecia, Alemania, Suiza, y los Países Bajos. [38] Sus viajes y su trabajo diligente durante los fines de los años 1880s y gran parte de la década de los 1890s lo llevaron a su designación oficial el 19 de octubre 1897, como Historiador Asistente de la Iglesia.  Pero sus viajes no terminaron allí. Después de su servicio como presidente de la Misión Escandinava de 1909 a 1912, Jenson regresó a Utah, pero no por la ruta normal por el Atlántico. En vez de eso, se fue hacia el este por todo Rusia, luego navegó hacia América pasando por Japón y Hawaii. [39] Once años después hizo otra gira extensa, esta vez fue a Centro América y América del Sur. [40] A la fecha de su muerte en el año 1941, él pudo haber reclamado la distinción de ser uno de los “empleados,”  si no es el, que mas extensamente había viajado en la Iglesia. Y aunque su legado de los viajes es sobresaliente, es de mayor importancia la historia que registró y los registros que acumuló. Estos materiales y documentos importantes han sido, y continuarán siendo, una valiosa fuente de información para el beneficio de la Iglesia y de los historiadores durante muchos años por venir.

Notas

[1].- Andrew Jenson, Autobiography of Andrew Jenson: Assistant Historian of the Church of Jesus Christ of Latter-day Saints (Salt Lake City: Deseret News Press, 1938), página 149. Jenson dedica treinta y cinco páginas de esta Autobiografía a la misión de 1888 acerca de la historia de la Iglesia. Ver de él mismo Autobiography, páginas 149-184.

[2].- Andrew Jenson y Edward Stevenson, Infancy of the Church: An Elaborate and Detailed Description of Persons, Places and Incidents Connected with the Early Rise and Progress of the Church of Jesus Christ of Latter-day Saints: A Series of Letters (Salt Lake City: 1889). Los nombres de Jenson, Stevenson y Black aparecen al fin de cada carta, pero Jenson fue el autor de dieciséis de las cartas. Al compilar Infancy of the Church, Jenson incluyó a Stevenson como co-autor, pero no a Black.

[3].- La primera corte en Independence era una estructura de dos salas hecha de troncos en el año 1828 en la esquina de Lexington y Lynn. Una segunda corte, un edificio de dos pisos hecha de ladrillos y construida en la plaza pública, se terminó en el año 1831, pero debido a deficiencias estructurales, fue desmantelada en el año 1836. La construcción de la tercera corte empezó en el año 1837, pero se terminó por completo hasta el año 1841. Esta es la corte a la que se refiere Jenson en su narración. Ver de Max H. Parkin, “The Courthouse Mentioned in the Revelation on Zion,” BYU Studies 14, num. 4 (verano de 1974): páginas 451-457. En el año 1933 se terminaron extensas renovaciones y adiciones a la corte, que es el edificio que actualmente ocupa ese lugar. 

[4].- El 3 de agosto de 1831, José Smith, acompañado de varios hombres, dedicó el lugar para el propuesto templo en Sión. Ver Journal History of the Church, del 3 de agosto de 1831, páginas 1-2, en la Biblioteca de Historia de la Iglesia; ver también de José Smith, “To the Elders of the Church of Latter Day Saints,” en Latter Day Saints’ Messenger and Advocate vol 1, núm 12 (septiembre de 1835): página 179. El terreno que consiste de 63.27 acres [28.75 hectáreas] fue comprado por el Obispo Edward Partridge el 19 de diciembre de 1831.

[5].- Después del éxodo de Missouri del grupo principal de Santos de los Últimos en el año 1846, tres ramas de la iglesia original en Illinois central se quedaron allí y continuaron funcionando manteniéndose apartados de otros grupos y reclamantes de la Restauración. Estas ramas originales—Half Moon Prairie (en el condado de Woodford), Eagle Creek (en el condado de Livingston), y Bloomington (en el condado de McLean)—se consolidaron en el año 1852 para formar la rama Crown Creek (en el condado de Woodford). De esta rama, eventualmente surgió la Iglesia de Cristo (Terreno del Templo). Entre los años 1865 y 1867, un grupo de familias de esta rama, bajo la dirección de Granville Hedrick, regresaron al Condado de Jackson y volvieron a comprar el sitio en el que José Smith había dedicado el lugar para el templo en la Nueva Jerusalén. Ver de R. Jean Addams y Alexander L. Baugh, “Historical and Geographical Beginnings of the Church of Christ (Temple Lot),” en Mormon Historical Studies vol 12, núm 1 (primavera de 2011): páginas 87-103.  En la “Carta 5", escrita por Jenson el 15 de septiembre de 1888, incluyó una larga narración histórica acerca de los Hedrickites. Ver de Jenson y Stevenson, Infancy of the Church, páginas 12-15.

[6].- Los miembros de la iglesia reorganizada empezaron a re-ubicarse en el área de Independence en los años 1870s.

[7].- Journal History of the Church, del 2 de agosto de 1831, páginas 1-2. La ubicación de la propiedad de Joshua Lewis es en la Calle 35 (del lado sur), entre las calles Highland y Woodland en la actual  Kansas City, Missouri.

[8].- Diario de Edward Stevenson del 11 de septiembre de 1888, páginas 36-39.

[9].- Jenson y Stevenson, Infancy of the Church, páginas 9-10. Para un examen del descubrimiento de la tumba de Oliver Cowdery y la construcción del monumento en el Cementerio de los Pioneros en Richmond para honrarlo y a los otros dos testigos del Libro de Mormón (David Whitmer y Martin Harris), ver de Richard Neitzel Holzapfel y Robert F. Schwartz, “In Memorian: Honoring Oliver Cowdery in 1911,” publicado en Days Never to Be Forgotten: Oliver Cowdery, editado por Alexander L. Baugh (Provo, UT: Religious Studies Center; Salt Lake City: Deseret Book, 2009), páginas 339-384.

[10].- El 15 de septiembre de 1875, David Whitmer bautizó a John C. Whitmer como miembro de la Iglesia de Cristo (Whitmerita). Al año siguiente, David ordenó a John para ser el primer élder de la Iglesia. El grupo de los Whitmeritas “creció a más de 250 miembros. . . . y cerca de 150 de ellos se encontraban en el área de Richmond. . . Durante la vida de la iglesia Whitmerita, se calcula que la membresía total rebasó los 750.” Erin B. Jennings, “Whitmer Family Beliefs and Their Church of Christ,” en Scattering of the Saints: Schism within Mormonism, publicado por Newell G. Bringhurst y John C. Hamer (Independence, MO: John Whitmer Books, 2007), página 44.

[11].- La casa de troncos vacía se localizaba una cuadra al norte de la plaza pública de Richmond en el lote 46 al lado sur de la Calle Locust (ahora Buchanan) entre las calles College y Thornton. Los siete líderes mormones encarcelados en esa estructura fueron José Smith, Sidney Rigdon, Hyrum Smith, Lyman Wight, Parley P. Pratt, George W.  Robinson y Amasa Lyman. Ver de Alexander L. Baugh, “‘Silence, Ye Fiends of the Infernal Pit’: Joseph Smith’s Incarceration in Richmond, Missouri, November 1838,” en Mormon Historical Studies 13, 1-2 (primavera y otoño de 2012): páginas 135-159.

[12].- La cárcel de Richmond se localizaba en el lote 62 en el lado sur de la calle North Main, entre las calles Thornton y Shaw. Al terminar el juicio preliminar en Richmond, Parley P. Pratt, Morris Phelps, Luman Gibbs, Norman Shearer y Darwin Chase, fueron acusados de homicidio  por la muerte de Moses Roland, quien fue muerto en la batalla del Crooked River. En marzo de 1839, King Follet fue acusado de robo y se agregó al grupo. Shearer y Chase fueron liberados a fines de abril de 1839. A finales de mayo, los cuatro prisioneros restantes fueron transferidos a Columbia, Boone County, Missouri. El 4 de julio, Pratt, Phelps y Follet intentaron escaparse. Pratt y Phelps lo lograron, pero Follet fue re-capturado, pero fue liberado en septiembre. Ver de Alexander L. Baugh, “The Final Episode of Mormonism in Missouri in the 1830s: The Incarceration of the Mormon Prisoners in Richmond and Columbia Jails, 1838-1839.” John Whitmer Historical Association Journal 28 (2008): páginas 1-34; y de Alexander L. Baugh “‘T’is Not for Crimes That I Have Done’: Parley P. Pratt’s Missouri Imprisonment, 1838-1839,” en Parley P. Pratt and the Making of Mormonism, editado por Gregory Armstrong, Matthew J. Grow y Dennis J. Siler (Norman OK: Arthur H.Clark Company, 2011), páginas 137-167.

[13].- Al terminar la traducción del Libro de Mormón, Oliver Cowdery retuvo la copia del impresor hasta su muerte en marzo de 1859, cuando David Whitmer obtuvo la custodia del documento. Después de la muerte de David Whitmer en enero de 1888, David J. Whitmer llegó a tener la custodia del manuscrito hasta su muerte en 1895, cuando George Schweich obtuvo la custodia. En el año 1902, Schweich le vendió el manuscrito a la Iglesia RLSD. El manuscrito de John Whitmer está publicado en su totalidad en la edición de Karen Lynn Davidson, Richard L. Jensen y David J. Whittaker, Histories, Volume 2: Assigned Histories, 1831-1847 en el volumen de la serie de Historias de The Jospeh Smith Papers [Los Documentos de José Smith] editado por Dean C. Jessee, Ronald K. Esplin y Richard Lyman Bushman (Salt Lake City: Church Historian Press, 2012), páginas 3-110.

[14].- Para un examen de la Batalla del Crooked River, ver de Alexander L. Baugh, “The Battle between Mormon and Missouri Militia at Crooked River,” en Regional Studies in Latter-day Saint Church History: Missouri, editado por Arnold K. Garr y Clark V. Johnson (Provo, UT: Department of Church History and Doctrine, Brigham Young University, 1994), páginas 85-103; y de Erin B. Metcalf, “‘Firm and Steadfast in the Faith’: Patterson O’Bannion and the Battle of Crooked River,” en Mormon Historical Studies 14, núm. 2 (otoño 2013): páginas 109-121.

[15].- Ver de Alexander L. Baugh, “The Mormon Temple Site at Far West, Caldwell County, Missouri,” en The Missouri Mormon Experience, editado por Thomas M. Spencer (Columbia, MO: University of Missouri Press, 2010), 0áginas 84-85.

[16].- Baugh, “The Mormon Temple Site at Far West, Caldwell County, Missouri,” páginas 86, 88.

[17].- Para un examen histórico de la Masacre de Hawn’s Mill, ver Tragedy and Truth: What Happened at Hawn’s Mill, editado por Alexander L. Baugh (American Fork, UT: Covenant Communications, 2014).

[18].- Ver  History of Caldwell and Livingston Countries (St. Louis National Historic Company, 1886), páginas 100, 151;  Church History in Black and White: George Edward Anderson’s Photographic Mission to Latter-day Saint Historical Sites, 1907 Diary and 1907-8 Photographs editado por Richard Neitzel Holzapfel, T. Jeffery Cottle y Ted D. Stoddard (Provo, UT: Religious Studies Center, 1995), páginas 101, 103; y “The Haun’s [Hawn’s] Mill Massacre: An Incident of the ‘Mormon War’ in Missouri,” por Reburn I. Holcombe [Burr Joyce] en St. Louis Globe-Democrat, 6 de octubre de 1887; que también se publicó en The History of the Reorganized Church of Jesus Christ of Latter Day Saints, por Joseph Smith III y Herman C. Smith, en 4 volúmenes (Independence, MO: Herald House, 1951), 2: 227. Holcombe quien escribió su relato con el seudónimo Burr Joyce, fue un historiador de fines del siglo diecinueve e   inicios del veinte que escribió las historias de comunidades en Kansas, Missouri y Minnesota.

[19].- Jenson y Stevenson, Infancy of the Church, página 20.

[20].- Jenson and Stevenson, Infancy of the Church, página 23. Para hacer un examen de las actividades de los mormones en el Condado Daviess, ver de Alexander L. Baugh, “The Mormon Defense of Daviess County, October 1838,” capítulo 7 en A Call to Arms: The 1838 Mormon Defense of Northern Missouri (Provo, UT: Joseph Fielding Smith Institute for Latter-day Saint History; BYU Studies, 2000), páhinas 83-98. Las memorias publicadas  de McGee sobre los problemas de los mormones en el Condado Daviess se encuentran en Joseph H. McGee, Story of the Grand River Country, 1821-1905: Memoirs of Maj. Joseph H. McGee (Gallatin, MO: North Missourian Press, 1909), páginas 11-13.

[21].- Para una explicación referente al así llamado “altar de Adán,” y que algunas veces ha sido mal identificado como un “altar nefita,” ver de Alexander L. Baugh, “Joseph Smith in Northern Missouri, 1838,” en Joseph Smith: The Prophet and Seer, editado por Richarl Neitzel Holzapfel y Kent P. Jacson (Provo, UT: Religious Studies Center; Salt Lake City: Deseret Book, 2010), páginas 305-307.

[22].- La fotografía tomada el 18 de septiembre de 1888, por Jacob T. Hicks, está en la Biblioteca de Historia de la Iglesia.

[23].- Alexander McRae, “Incidents,” Deseret News 4 ( 2 de noviembre de 1854), página 1.

[24].- Jenson y  Stevenson, Infancy of the Church, página 27.

[25].-La Estatua de la Libertad, que primero fue conocida como la Estatua Bartholdi ya que su creador fue Frédéric Auguste Bartholdi, fue un obsequio del pueblo de Francia a los Estados Unidos. La inauguración de la estatua se efectuó el 28 de octubre de 1886, dos años antes de la visita de Jenson, Stevenson y Black.

[26].- Ver “Book of Mormon Relic Purchased: Complete Form Proofs are Shown, Hobby Brings Rare Treasure to Salt Lake,” Deseret News, edición de la Iglesia del 15 de agosto de 1942, páginas 1, 6.

[27].- La Iglesia adquirió el edificio que albergó la Imprenta de E. B. Grandin, en octubre de 1978. Ver “Historic Print Shop Site Is Purchased por la Iglesia” en Church News, 48 núm 46 (18 de noviembre de 1978): página 7. El 26 de marzo de 1998, después de un extenso trabajo de remodelación, una réplica de del edificio de los años 1820-1830s fue dedicado por el Presidente de la Iglesia SUD Gordon B. Hinckley. Ver de Greg Hill, “Church Restored E. B. Grandin Establishment,” Church News 68, núm. 14 (4 de abril de 1998), páginas 3, 12.

[28].- La Iglesia compró la propiedad original de Peter Whitmer Sr. el 28 de septiembre de 1926. Ver de Larry C. Porter, “A Study or the Origins of the Church of Jesus Christ of Latter-day Saints in the States of New York and Pennsylvania” (disertación doctoral, Brigham Young University, 1971), página 370. El año 1980 se completó la restauración de la Casa Original de Peter Whitmer Sr. Ver de Larry C. Porter, “The Peter Whitmer Log Home: Cradle of Mormonism,” Religious Educator 12 núm. 3 (2011), páginas 189-196.

[29].- El Hotel Kirtland, anteriormente fue conocido como el Hotel Bump, en honor de Jacob Bump que fue el dueño original. Bump se unió a la Iglesia y se mudó a Kirtland antes de 1833, pero se decepcionó de la Iglesia en 1837-38. A fines de los años 1840 se afilió con la organización de James J. Strang y con el movimiento de William E. McLellin.

[30].- Para revisiones con respecto a la propiedad legal del Templo de Kirtland de la Iglesia RLDS, ver de Kim R. Loving, “Ownership of the Kirtland Temple: Legends, Lies, and Misunderstandings,” en Journal of Mormon History 30, núm. 2 (otoño 2004): páginas 1-80; y de Eric Paul Rogers y R. Scott Glauser, “The Kirtland Temple Suit and the Utah Church,: Journal of Mormon History 30, núm 2 (otoño 2004): páginas 81-97.

[31].- Otras personas asociadas con el inicio del mormonismo que se sabe que fueron sepultadas en ese cementerio son: los gemelos de José y Emma Smith; Mary Duty Smith, abuela paterna de José Smith; Jerusha Barden Smith, primera esposa de Hyrum Smith; John Johnson; Thankful Halsey Pratt, primera esposa de Parley P. Pratt; William Cowdery, el padre de Oliver Cowdery; Joseph Coe; y Asa Bump.

[32].- Lewis Bidamon (1806-1891) y Emma Hale Smith se casaron el 23 de diciembre de 1847. Emma falleció el 30 de abril de 1879.  El 19 de enero de 1841, José Smith recibió una revelación que daba instrucciones a la Iglesia para construir la Mansión de Nauvoo, la que serviría como residencia para la familia de José y Emma Smith, y como una casa de alojamiento (Mesón) u hotel. Ver D. y C. 124: 22-24, 56-82, 111-112, 117, 119-122.  “Cuando los santos salieron de Nauvoo en 1846, las paredes de la Mansión de Nauvoo estaban hasta un poco más arriba de las ventanas del segundo piso. El gran edificio sin terminar en el extremo final de la Calle Main de cara al Río Mississippi llegó a ser la propiedad de la viuda de José Smith. Emma Smith. Posteriormente, el segundo esposo de Emma, Lewis C. Bidamon, tumbó los extremos de la estructura en forma de L y usó los ladrillos para terminar la parte central como un hotel más pequeño, y fue conocido como la Casa Bidamon y como la Mansión Riverside. Él y Emma vivieron allí desde 1871 hasta que murieron. Después de la muerte de Bidamon, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días Reorganizada compró la Mansión de Nauvoo.” Helene Holt, “Nauvoo House,” en Encyclopedia of Mormonism, en 5 volúmenes, editada por Daniel Ludlow (Nueva York: Macmillan, 1992), 3:997.

[33].- Ver de Kenneth L. Godfrey, “Nauvoo, attle of,” en Encyclopedia of Latter-day History, editada por Arnold K, Garr, Daniel Q. Cannon y Richard O. Cowan (Salt Lake City: Deseret Book, 2000), páginas 818-819.

[34].- Para información sobre Thomas C. Sharp y los mormones en Illinois, ver de Annette P. Hampshire, “Thomas Sharp ande the Anti-Mormon Sentiment in Illinois, 1842-1845,” en Journal of the Illinois State Historical Societay 72, núm. 2 (mayo 1979): páginas 82-100.

[35].- Jenson y Stevenson, Infancy of the Church, página 57.

[36].- El 5 de noviembre 1903, la Iglesia compró la Cárcel de Carthage.  Ver de LaMar C. Berrett, Sacred Places: Ohio and Illinois, volumen 3 (Salt Lake City: Deseret Book. 2002), página 205.

[37].- Para una revisión de los mormones y sus actividades en el Condado Lee, Iowa, ver de Stanley B. Kimball, “Nauvoo West: The Mormons on the Iowa Shore,” en BYU Studies 18, núm 2 (invierno 1978): páginas 132-142.

[38].- Ver de Reid L. Neilson y Riley M. Moffat, Tales from the World Tour: The 1895-1897 Travel Writings of Mormon Historian Andrew Jenson (Provo, UT: Religious Studies Center; Salt Lake City: Deseret Book, 2012).

[39].- Ver de Reid L. Neilson, “Around the World a Second Time: The 1912 Travel Writings of Mormon Historian Andrew Jenson,” Mormon Historical Studies 14, núm. 1 (primavera 2013): páginas 45-65.

[40].- Ver de Justin Bray y Reid L. Neilson, Exploring Book of Mormon Lands: The 1923 Latin American Travel Writings of Mormon Historian Andrew Jenson (Provo, UT: Religious Studies Center, 2014).