Los Descubrimientos en el Proyecto de los Documentos de José Smith: Primeros Manuscritos

Los Descubrimientos en el Proyecto de los Documentos de José Smith: Primeros Manuscritos

Por Robert J. Woodford

 

Robert J. Woodford es un instructor jubilado del Sistema Educativo de la Iglesia y es uno de los editores de los Documentos de José Smith.

 

El Proyecto de los Documentos de José Smith es una obra de volúmenes múltiples que pondrá a la disposición del público mas de cuatro mil documentos relacionados con José Smith, que incluye periódicos, diarios, correspondencia, discursos, revelaciones, historia escrita y documentos legales.  Este es un trabajo de proporciones monumentales que se hizo posible solamente por la generosa cooperación de la Biblioteca de la Historia de la Iglesia, varias universidades, bibliotecas, sociedades históricas, y grupos religiosos que son quienes tienen en su posesión dichos documentos.  La obra terminada permitirá que las personas interesadas estudien los documentos originales sin tener que viajar a las distintas localidades en las cuales están guardados, ayudando a preservar estos documentos del deterioro que es una consecuencia natural del manejo hecho  por los investigadores.

Los primeros dos volúmenes de la serie documental del Proyecto de los Documentos de José Smith contienen mas de cien revelaciones, la mayoría de ellas están en la Doctrina y Convenios.

Otros dos colegas y yo fuimos los editores de dichos volúmenes que incluyen las revelaciones recibidas hasta 1833. Otros editores están revisando el material que se recibió después de 1833. El haber tenido un mayor acceso a los manuscritos y a los primeros escritos ha aumentado nuestro conocimiento con respecto a la redacción, la edición y la publicación de las revelaciones. 

Un propósito de este artículo es el presentar un vistazo de algunos de los descubrimientos que se consideran importantes e interesantes, aunque los detalles relativos a ellos estarán disponibles cuando se publiquen los volúmenes.  Otro propósito es el demostrar las técnicas que desarrollamos y que han mejorado nuestra capacidad de comparar y fechar los múltiples documentos relacionados con las revelaciones en particular.

A fin de que todos los lectores tengan un antecedente común, se presentan sin referencias ni comentarios adicionales, los siguientes hechos bien documentados:

José Smith muy rara vez escribió las revelaciones que se le dieron, mas bien se las dictó a escribientes.

En el verano de 1830, José Smith y John Whitmer empezaron a organizar   las revelaciones que ya había recibido;  por  lo tanto se hicieron copias de los originales.

Desde  el principio, los manuscritos de las revelaciones también fueron copiadas por miembros y misioneros de la Iglesia, de esta forma, se multiplicaron las copias de los manuscritos.

Muy pocos manuscritos originales de las revelaciones se pueden identificar positivamente.

José Smith modificó las revelaciones para corregir errores y para adecuarlas al conocimiento revelado posteriormente y al crecimiento de la Iglesia.

En noviembre de 1831, José Smith y otros élderes de la Iglesia decidieron imprimir las revelaciones en Missouri.  La recopilación  iba a ser titulada “Un Libro de Mandamientos para el Gobierno de la Iglesia de Cristo” pero es conocida comúnmente como el “Libro de Mandamientos”.  Para publicarlas, José Smith revisó las revelaciones y les hizo correcciones según se necesitó.

La publicación del Libro de Mandamientos terminó el 20 de julio de 1833, cuando los enemigos destruyeron la imprenta y tiraron las hojas del libro.

Varias personas encuadernaron ejemplares incompletos del Libro de Mandamientos para su uso personal.

El 24 de septiembre de 1834, el sumo consejo de Kirtland, Ohio, acordó que José Smith y otros   reunieran las revelaciones por segunda vez para publicarlas.  En esa época se hizo una edición mayor a las revelaciones.

El 17 de agosto de 1835, se presentó la Doctrina y Convenios a la Iglesia en una conferencia y fue aceptada como la palabra del Señor para Su pueblo.

La edición de 1835 de la Doctrina y Convenios contenía siete “Lecturas Sobre la Fe” y 103 revelaciones.

Ediciones posteriores (en particular las de 1844, 1876, y 1981) aumentaron el número de revelaciones.

Las “Lecturas Sobre la Fe” fueron eliminadas en la edición de 1921.

Método de Investigación con Respecto a las Revelaciones

Al preparar las revelaciones para el Proyecto de los Documentos de José Smith, se usó como base del texto el manuscrito completo más antiguo de cada revelación, y todos los demás se citaron apropiadamente en las notas de las fuentes.. Algunas ocasiones fue muy difícil determinar cual era la primera versión  . En esos casos se examinaron los eventos históricos conocidos, a los escribas, y los textos mismos a fin de hacer una determinación.  Aún así hay un puñado de revelaciones para las cuales solamente pudimos hacer “la mejor suposición” con respecto a cual de los manuscritos era el primero.

Con respecto a las variaciones en el texto de las revelaciones, estas son muy preocupantes, especialmente si las diferencias son de importancia doctrinal. Las variaciones son reales, pero una discusión adecuada de ellas está fuera de los alcances de este documento.  Los volúmenes publicados comentan las variaciones que son significativas.  Es importante tomar nota que esas alteraciones solamente tienen valor histórico, y que la edición actual de la Doctrina y Convenios es el único texto autorizado de estas revelaciones.

Establecer un Texto Uniforme

Más de un erudito del Libro de Mormón han escrito acerca de las diferencias en el texto que hay entre diferentes ejemplares de la edición de 1830 del Libro de Mormón.  Royal Skousen nos ayuda a contestar la pregunta sobre cómo es que suceden dichas diferencias.  El impresor de la edición de 1830 del Libro de Mormón prepararía  la tipografía para una sección de 16 páginas a la vez, (cada sección es llamada ‘una firma’).  Luego imprimía cinco mil copias de esa firma; enseguida preparaba la tipografía de otra firma y la imprimía y así sigue el proceso.  Mientras imprimía las firmas, el impresor buscaba errores examinando una de las hojas impresas. Después de revisar las 16 páginas, paraba la prensa, corregía los errores en los tipos, y seguía imprimiendo las hojas para esa firma. Sin embargo, las hojas que ya se habían impreso pero que tenían errores no fueron desechadas, sino que las usaron cuando se encuadernaron los ejemplares del Libro de Mormón, aunque algunas tuvieran errores menores.  Para algunas firmas el impresor paraba la prensa más de una vez (en un caso fueron cinco veces) si es que encontraba más errores en la tipografía. Por otra parte, para algunas de las firmas, nunca se paró la prensa y dichas firmas son iguales en todo el tiraje.  Skousen, al revisar mas de cien ejemplares de la edición de 1830, no ha podido hallar dos ejemplares idénticos en lo referente a todos los cambios al imprimirlos.[1]

Ahora se puede escribir un artículo  con respecto al mismo tipo de diferencias encontradas en las distintas copias del Libro de Mandamientos.  Siempre hemos sabido que hay al menos tres portadas diferentes entre las copias que aún existen, pero ahora sabemos que también hay diferencias en el texto.  Aunque las diferencias son menores, es importante que al menos se establezca una norma contra la cual se puedan comparar todos los otros textos. Los editores del Proyecto de los Documentos de José Smith han seleccionado el ejemplar del Libro de Mandamientos  que fue donado por Wilford Woodruff yque se encuentra en la Biblioteca de la Historia de la Iglesia.

Comparación del Texto

Desarrollamos un método interesante para comparar los distintos textos de una sola revelación que ha llegado a conocerse como “alineaciones”. Pusimos un renglón del texto mas antiguo en una hoja y debajo de ese el texto similar de todos los otros documentos en el orden apropiado, y se repite el proceso hasta el fin de la revelación.  El ejemplo I viene de la última parte de Doctrina y Convenios 4 y contiene un manuscrito y tres versiones publicadas: El Libro de Mandamientos y las ediciones de 1835 y 1844 de la Doctrina y Convenios. Las variaciones mayores ocurrieron entre el Libro de Mandamientos y la edición de 1835 de la Doctrina y Convenios.  José Smith coordinó al grupo que trabajó en la edición de 1835, y los cambios fueron hechos bajo su dirección.  Los miembros de la Iglesia sostuvieron la edición de 1835 como la palabra del Señor para ellos.

 

Ejemplo I

MS1133          atesora para sí que no perece sino que trae salvación a su propia       alma & fe

BC                   atesora para sí que no perece, sino que trae salvacion a su     alma,  y fe,

DyC 35           atesora para sí que no perece, sino que trae salvación a su     alma,  y fe,

DyC 44           atesora para sí que no pereces, sino que trae salvación a su    alma, y fe,

MS1133          esperanza caridad & amor con la mira en la gloria de Dios lo constituye       para la obra.

BC                   esperanza, caridad, y amor, con la mira en la gloria de Dios, lo califican      para la  obra.

DyC 35           esperanza, caridad, y amor, con la mira en la gloria de Dios, lo califican      para la  obra.

DyC 44           esperanza, caridad, y amor, con la mira en la gloria de Dios, lo califican      para la  obra.

MS1133          tened presente                         la templanza la paciencia

BC 2.               Tened presente                        la templanza, la paciencia,

DyC 35 2.       Tened presente la fe, la virtud, el conocimiento,      la templanza, la paciencia, la bondad fraternal,

DyC 44 2.       Tened presente la fe, la virtud, el conocimiento,     la templanza, la paciencia, la     bondad fraternal,

MS1133          humildad diligencia & C.        Pedid & recibiréis llamad & se os abrirá amén

BC                   humildad, diligencia, & c.       pedid y recibiréis, llamad y se os abrirá: Amén

DyC 35   piedad, caridad, humildad, diligencia.  Pedid y recibiréis, llamad y se os abrirá.  Amén.

DyC 44   piedad, caridad, humildad, diligencia.  Pedid y recibiréis, llamad y se os abrirá: Amén.

Ejemplo 2. En el siguiente ejemplo, mucho más complejo, de un renglón de Doctrina y Convenios 42, se compararon 6 copias de manuscritos contra cinco publicaciones: PT (Painesville Telegraph, septiembre de 1831), EMS (Evening and Morning Star, julio de 1832), BC (Book of Commandments [Libro de Mandamientos], julio de 1833), y las ediciones de 1835 y 1844 de La Doctrina y Convenios.  Los documentos se organizaron poniendo primero al que se identificó como el más antiguo.  (Las abreviaciones usadas para identificar los manuscritos son internas y no daremos mayores explicaciones aquí. En los volúmenes que se publiquen, serán identificadas por completo.)

El texto de nuestra  actual Doctrina y Convenios  apareció por primera vez en el manuscrito BkA, fechado el otoño de 1831.  Es obvio que los manuscritos ZC y JW se copiaron uno del otro o que tuvieron una fuente común que pueda indicar un texto anterior, menos pulido. El que se anota como BCR, que es el manuscrito del cual se imprimieron los EMS y BC, muestra ediciones posteriores, las cuales son iguales que las versiones impresas. Es interesante indicar que, aunque el BCR es el texto que ha sido identificado como el más antiguo, usamos el  RWD como base del texto debido a que incluye un grupo de material que no se encuentra en ninguno de los otros.

Ejemplo 2

BCR    tenga [tiene] autoridad &        sepa la Iglesia que tenga [tiene]          autoridad & que ha

RWD tenga autoridad &        sepa la iglesia que tiene                       autoridad y que ha

PT        tenga autoridad, y       sepa la iglesia que tiene                      autoridad, y que ha

BkB     tenga autoridad &       sepa la Iglesia que tiene                      autoridad & que ha

BkA    tiene    autoridad &     sepa la Iglesia que tiene                      autoridad & que ha

ZC       tiene    autoridad &                                                                                           que ha

EMS    tiene    autoridad, y     sepa la iglesia que tiene                       autoridad, y que ha

BC       tiene   autoridad, y     sepa la iglesia que tiene                       autoridad, y que ha

JW       tiene    autoridad, y                                                                                             que ha

DyC 35           tiene autoridad,  y sepa la iglesia que tiene                 autoridad, y que ha

DyC 44           tiene autoridad, y sepa la iglesia que tiene                  autoridad, y que ha

Fechando las Revelaciones

Ahora podemos fechar las revelaciones con mayor precisión que nunca antes.  La mayoría de las que se encuentran en la Doctrina y Convenios están fechadas exactamente, pero hemos encontrado algunas  que tienen errores —en su mayoría, pequeños— sin embargo, son importantes e interesantes.  En la siguiente lista de dichas revelaciones, la fecha que se escribe entre paréntesis es la que se encuentra en la actual edición de la Doctrina y Convenios:

Sección 10 (verano de1828). Aunque las dos fechas que se habían asignado a esta revelación fueron primero mayo de 1829 y después verano de 1828, ahora nos sentimos confiados de que si esta no es una composición de más de una revelación que se juntaron posteriormente, la fecha correcta es abril de 1829, poco después de la llegada de Oliverio Cowdery el 5 de abril. Aun si fuera una combinación, abril de 1829 es la fecha que mas se aproxima a cuando se juntaron para formar la revelación como la conocemos hoy en día.

Sección 20 (abril de 1830). Aunque lo esencial de la sección 20 se escribió a lo largo de casi un año, ahora sabemos que la versión que se encuentra en la edición actual de la Doctrina y Convenios se escribió el 10 de abril de 1830.

Sección 23 (abril de 1830). Esta sección actualmente es una combinación de cinco revelaciones que se imprimieron en el Libro de Mandamientos. En ese libro se les puso la fecha 6 de abril de 1830.  Aunque esa fecha específica no volvió a aparecer en las ediciones posteriores de la sección 23, es importante el que ahora sabemos que el 6 de abril no pudo ser la fecha en que se recibió, y la que se imprimió en el Libro de Mandamientos estaba equivocada. Esto quita parte de la base de los argumentos que usan algunos para decir que el lugar de la organización de la Iglesia fue en Manchester, no en Fayette, Nueva York.

Sección 27 (agosto de 1830 y el resto el siguiente septiembre). Esta sección es una combinación de cuando menos dos revelaciones distintas, y las fechas que se les fijaron varían entre julio y septiembre de 1830.  Podemos decir con certeza que la primera parte se recibió a principios de agosto de 1830.  No existe ninguna versión completa ya sea manuscrita o impresa, anterior a la edición de 1835; sin embargo, la evidencia apunta a septiembre de 1830 como la fecha para la segunda parte.

Sección 35 (diciembre de 1830). Ahora tenemos suficiente evidencia de que esta revelación se recibió el 7 de diciembre de 1830.

Sección 36 (diciembre de 1830). Ahora sabemos que esta revelación se recibió el 9 de diciembre de 1830.

Sección 40 (enero de 1831). La primera revelación para James Covill (DyC 39) se recibió el 5 de enero de 1830, y ahora sabemos que ésta se recibio al día sigueinte o sea 6 de enero. También tenemos evidencia de que James Covill era un predicador metodista, no bautista.

Sección 42 (9 de febrero de 1831). Los estudiosos de la Doctrina y Convenios siempre han sabido que la Doctrina y Convenios 42 es un compuesto de dos revelaciones, una  recibida el 9 de febrero de 1831, y la otra el 23 de febrero. Pero lo que generalmente no se conoce es que hay una parte de esta sección que nunca se ha publicado y que otra parte fue eliminada de la impresión en el Libro de Mandamientos.

Sección 48 (marzo de 1831). Ahora podemos fechar exactamente esta sección el 10 de marzo de 1831.

Sección 49 (marzo de 1831). Aunque la Doctrina y Convenios actual tiene la fecha en marzo de 1831, podemos mostrar que realmente se recibió el 9 de mayo de 1831.

Sección 50 (mayo de 1831). La fecha exacta de esta revelación es el 9 de mayo de 1831.

Sección 51 (mayo de 1831). Ahora podemos mostrar que esta revelación esta fechada el 20 de mayo de 1831.

Sección 52 (7 de junio de 1831). Ahora aceptamos el 6 de junio de 1831 como la fecha de esta revelación, no el 7de junio como está en la actual Doctrina y Convenios.

Sección 53 (junio de 1831). Ahora fechamos esta sección el 8 de junio de 1831.

Sección 54 (junio de 1831). Esta sección se puede fechar el 10 de junio de 1831.

Sección 55 (junio de 1831). La fecha aceptada ahora es el 14 de junio de 1831).

Sección 56 (junio de 1831). Ahora podemos fechar esta revelación el 15 de junio de 1831.

Sección 63 (fines de agosto de 1831).Hay evidencia de que esta revelación fue dada el 30 de agosto de 1831.

Sección 65 (octubre de 1831). Ahora podemos establecer esta fecha como 30 de octubre de 1831.

Sección 66 (25 de octubre de 1831).  Ahora sabemos que la fecha es 29 de octubre de 1831.

Secciones 1, 67 a 70; una parte de la sección 107; y sección 133. Estas revelaciones se recibieron durante una larga conferencia a principios de noviembre de 1831. Por medio de una investigación muy extensa, ahora podemos mostrar que se recibieron en el orden siguiente:

Sección 68 (noviembre de 1831)                                1 de noviembre

Sección 1 (1 noviembre de 1831)                               1 de noviembre

El Testimonio de los Testigos del Libro

de Mandamientos                                                         1 de noviembre

Sección 67 (noviembre de 1831)                               2 de noviembre

Sección 133 (3 de noviembre de 1831)                    3 de novimbre

Sección 69 (noviembre de 1831)                               11 de noviembre

Sección 107: 59 -100 varias partes

(25 de marzo de 1835)                                               11 de noviembre

Sección 70 (12 noviembre de 1831)                           12 de noviembre

El testimonio de los Testigos del Libro de Mandamientos no estaba incluído en el libro que no se terminó; sin embargo, una modificación de él se incluyó en la edición de 1835 como el Testimonio de los Doce Apóstoles. [2].  Ambos testimonios se incluyeron en la Introducción de la Doctrina y Convenios en la edición de 1921 y todas las siguientes. El Testimonio de los Testigos al Libro de Mandamientos fue quitado a partir de la edición de 1981.

Sección 74 (enero de 1832). Esta fue una real sorpresa para quienes pensaban que esta revelación  se recibió cuando José Smith estaba trabajando corrigiendo el texto de la Biblia.  En realidad, esta sección se recibió en alguna fecha a finales del año 1830, y no en enero de 1832 cómo se halla en todas las ediciones de la Doctrina y Convenios.  Probablemente se originó por comentarios acerca del bautismo de los niños.

Sección 78 (marzo de 1832).  Ahora fechamos esta sección el 1 de marzo de 1832.

Sección 79 (marzo de 1832).  Esta sección ahora esta fechada el 12 de marzo de 1832.

Sección 80 (marzo de 1832).  Corrija esta fecha al 17 de marzo de 1832.

Sección 81 (marzo de 1832).   15 de marzo de 1832.

Sección 84 (22 y 23 de septiembre1832).  Doctrinas y Convenios 84 siempre se ha fechado así, pero ahora sabemos que el punto de separación está entre los versículos 102 y 103.

Sección 94 (6 de mayo de 1833). La fecha de recibida es ahora 2 de agosto de1833.

Sección 95 (1 de junio de 1833). Ahora aceptamos el 3 de junio de 1833 como la fecha correcta.

Sección 99 (agosto de 1832). Ahora aceptamos el 29 de agosto de 1832, como la fecha correcta.

Sección 101 (16 de diciembre de 1833). Esta revelación se escribió el 16 y 17de diciembre 1833.

Las revelaciones posteriores a la sección 101 se recibieron después de 1833; por lo tanto, están mas allá del trabajo que hemos hecho en las revelaciones de 1828 a 1833.

Conectar las Revelaciones con Eventos Históricos

Los siguientes son solamente ejemplos del entendimiento que se adquiere cuando se conectan los eventos que rodean la recepción de cada revelación con el mensaje del texto.

Sección 20.  Pregunta: ¿Cómo es que una revelación escrita durante el mismo mes en que se organizó la Iglesia tiene información con respecto a los élderes presidentes, los obispos viajantes, los del sumo consejo, los sumos sacerdotes, los presidentes, el sumo consejo, y obispos (vv 66-67) si esos oficios fueron revelados años después?

Respuesta: En las ediciones de 1876 hasta la de 1920, había un asterisco antes del versículo 65 con una nota al pie de la página que decía: “Los versículos 65, 66, y 67 se agregaron un tiempo después que los demás.”  Ninguno de los manuscritos de la sección 20 incluye esos versículos, y la versión impresa más antigua que los tiene es la edición de 1835 de la Doctrina y Convenios.

Sección 45.  Pregunta: ¿Cuál es la relación entre Doctrina y Convenios 45 y Mateo 24, que ahora está impreso en la Perla de Gran Precio?  Aún con una lectura superficial, es obvio que la sección 45 también reporta la profecía del Monte de los Olivos de Mateo 24.

Respuesta: La sección 45 se recibió el 7 de marzo 1831, y no se dio en conexión con el trabajo que José Smith hacía en la Traducción de la Biblia, sino para contrarrestar las “muchas noticias falsas y disparates” (véase la introducción de DyC 45).  En esa fecha, José Smith estaba trabajando en el texto del Antiguo Testamento, no el Nuevo Testamento.

Muchos de los conversos a la Iglesia en Ohio en 1830-31, habían seguido a Alexander Campbell en su rechazo de los credos de la cristiandad y en sus esfuerzos para restaurar el orden antiguo de las cosas.  Conocidos como “Los Discípulos”, creían que las reformas iniciadas por Campbell provocarían el Milenio.  De acuerdo con Amos S. Hayden, uno de los historiadores y predicadores del movimiento, “La restauración del antiguo evangelio era visto como el movimiento inicial, el cual se creía que se esparciría tan rápido que acabaría con las denominaciones existentes; que el pueblo verdadero, que se creía que Cristo tenía entre las sectas, cuando se le presentaran estas evidencias de las escrituras, las aceptarían de inmediato, formando así la tan ansiada unión de los cristianos,” lo cual constituiría el Milenio.[3] Esos discípulos que llegaron a ser Santos de los Últimos Días vieron confirmada su fe en su expectativa inminente del milenio, porque ahora creían que Dios había intervenido y que había restaurado el “orden verdadero” por medio de José Smith

Muchas de las revelaciones recibidas por José Smith, incluyendo esta, tenían que ver con temas escatológicos.  La escatología de los Santos de los Últimos Días, con su visión de la destrucción inminente de los inicuos y el triunfo milenario de los justos, brindó un consuelo poderoso ante la oposición. La prensa local escéptica de la época, de vez en cuando publicaba “falsos reportes, mentiras y disparates” y los miembros de la Iglesia “tenían que luchar contra todo lo que el prejuicio y la iniquidad inventaran”,  pero José Smith escribió que esta revelación se recibió “para la alegría de los santos” con su enfoque temático en los tiempos finales.[4]

Lo que hace que esta revelación sea significativa es que  presenta otro relato del mensaje del Salvador a Sus discípulos en el Monte de los Olivos (Mateo 24),  en el cual se resuelve la muy larga controversia cristiana con respecto a las fechas de estos eventos.  Un punto de vista era que los eventos predichos se habían cumplido en la generación del Nuevo Testamento; otra interpretación los coloca al final de los tiempos.  Esta revelación aclaró que algunos de los eventos sucedieron poco después de la muerte del Salvador y que los otros acontecerán justo antes del Milenio.  La intensidad y lo específico de la revelación también sirvieron para confirmar a los conversos en sus sentimientos de que estaban viviendo realmente en el final, aún los últimos días.

Sin embargo en los versículos 60 y 61 de la sección 45 se revela lo siguiente: “Y ahora bien, he aquí, os digo que no os será permitido saber más concerniente a este capítulo, sino hasta que sea traducido el Nuevo Testamento, y en él se darán a conocer todas estas cosas; por tanto, ahora os concedo traducirlo, a fin de que estéis preparados para las cosas que vendrán.” Al día siguiente 8 de marzo, José Smith y Sidney Rigdon empezaron a trabajar en el Nuevo Testamento, y en cuestión de días llegaron a Mateo 24.  Evidentemente sintieron la necesidad de comunicar a los Santos esta parte de la Traducción de José Smith tan pronto como fuera posible, por lo que se publicó y distribuyó un folleto.  Los primeros misioneros llevaron copias a Inglaterra y cuando Franklin D. Richards publicó por primera vez en 1851 la Perla de Gran Precio, incluyó el folleto y desde entonces ha tenido un lugar en ese volúmen .

Secciones 48 y 68.  Pregunta: ¿Cómo es que estas revelaciones de 1831 tienen texto referente

a la Presidencia de la Iglesia si la Presidencia del Sumo Sacerdocio se formó un año después en marzo de 1832 y la Primera Presidencia de la Iglesia se formó en marzo de 1833?

Respuesta: Antes de 1835, la sección 48 decía: “y entonces comenzaréis a congregaros con vuestras familias, cada hombre según su familia, de acuerdo con sus circunstancias y como le sea designado por el obispo y los élderes de la iglesia, conforme a las leyes y mandamientos que habéis recibido, y que recibirés más adelante. Así sea. Amén” (versículo 6; énfasis agregado). [5]

De igual manera la sección 68 decía: “Por lo tanto, será un sumo sacerdote que sea digno y será    nombrado por  una conferencia de sumos sacerdotes (versículo 5; énfasis agregado). [6] Los versículos 16 al 21 también mencionan a esta presidencia; pero dichos versículos fueron agregados a la revelación en marzo de 1835.  Los verículos 22 y 23 decían: “Y otra vez, ningún obispo o juez que fuere apartado para este ministerio ha de ser juzgado ni condenado por delito alguno, sino ante una conferencia de sumos sacerdotes; y si es hallado culpable ante una conferencia de sumos sacerdotes por testimonio irrefutable, será condenado o perdonado, de acuerdo con las leyes de la iglesia” (énfasis agregado). [7]  Tales modificaciones a las revelaciones reflejan una organización creciente según se expandía la Iglesia tanto en territorio como en su membresía.

Sección 64, versículo 27.  El versículo 27 dice: “He aquí, en mis leyes está dicho, o sea prohibido, contraer deudas con vuestros enemigos”   Pregunta: ¿Donde se encuentra  en las escrituras este consejo?

Respuesta: Originalmente estaba como parte de la sección 42 pero fue eliminado posteriormente. Decía: “4ª ¿Cuál es el deseo del Señor con respecto a que tuviéramos tratos con el mundo y cómo debíamos conducirnos con ellos?  No contraerás deudas con ellos & otra vez, los Élderes y el Obispo se reunirán en consejo & obrarán de acuerdo a las instrucciones del espíritu en lo que sea necesario”.[8]

Sección 77. Pregunta: ¿Por qué la sección 77 da interpretación solamente para los primeros once capítulos del libro de Apocalipsis?

Respuesta: El 16 de febrero de 1832, al trabajar en la Traducción de la Biblia por José Smith, el Profeta y Sidney Rigdon  recibieron “Una Visión” (véase DyC 76).  Esta revelación fue dada mientras revisaban Juan 5 y porque el mensaje del versículo veintinueve hizo que “se maravillaran”. Desde el principio de la traducción, escribieron cada versículo en su totalidad. Por alguna razón, cambiaron este sistema que tomaba mucho tiempo en el siguiente capítulo, y desde allí en adelante el manuscrito de la de la Traducción de José Smith solamente contiene texto nuevo o que fue modificado.  Este cambió les permitió acelerar su revisión de la Biblia, y en las siguientes cinco semanas casi terminaron el trabajo en el Nuevo Testamento.  El 20 de marzo terminaron los primeros once capítulos de Apocalipsis.  También en esa fecha, José Smith recibió una revelación que nunca ha sido publicada en la Doctrina y Convenios. Una parte dice:

Segundo finalizaremos la traducción del Nuevo Testamento antes de que nos vayamos a Sión o esperamos hasta que regresemos

Es conveniente dice el Señor que no haya demoras y así dice el Señor, para el bien y beneficio de la iglesia por lo tanto omitid la traducción por el momento

                20 de marzo de 1832 en Hyrum [9]

José Smith escribió: “En relación con la traducción de las Escrituras, recibí la siguiente explicación del Apocalipsis o la Revelación de San Juan” (véase la introducción de la sección 77).   Puesto que la sección 77 está fechada en marzo de 1832, es muy probable que llegó en los días previos al 20 de marzo, que es cuando los dos hombres se esforzaban en entender y corregir ese libro sumamente simbólico.  Incluye explicaciones solamente para los primeros once capítulos porque el resto del libro se corrigió en junio después de que el Profeta regresara de Missouri.  Entre paréntesis, no existen manuscritos de explicaciones adicionales para los últimos capítulos.

Secciones 81, 90, 107.  Pregunta: ¿Cómo podemos reconciliar la secuencia inversa de los eventos en estas revelaciones?

Respuesta: En la sección 81, fechada en marzo de 1832, a Frederick G. Williams se le indican sus deberes como consejero del Presidente del Sumo Consejo.  En la sección 90 versículo 6, dado un año después en marzo de 1833, fue llamado a ese puesto.  En la sección 107, fechada el 28 de marzo de 1835, el Señor revela en los versículos 65-66 que debe haber un Presidente del Sumo Sacerdocio. (Se infiere, que cualquier consejero del Presidente sería llamado después de que se reveló el oficio). De allí que, la secuencia es lo opuesto de lo que esperaríamos: se revela el puesto, se llama al individuo, y luego se delinean sus deberes.

La última frase de la introducción de la sección 107 nos indica que en realidad esta sección está compuesta de varias revelaciones, con una parte escrita tan temprano como noviembre de1831. Los versículos 65-66 son parte de ella, y por lo tanto el oficio de Presidente del Sumo Sacerdocio fue revelado en noviembre de 1831. Menos de tres meses después, el 25 enero de 1832, en una conferencia de la Iglesia en Amhurst, Ohio, José Smith fue sostenido y ordenado Presidente del Sumo Sacerdocio (véase la introducción de la sección 75). Menos de dos meses después, José Smith llamó a dos consejeros en la Presidencia, Jesse Gause y Sidney Rigdon.[10] Durante el mismo mes, el 15 de marzo de 1832, José Smith recibió la sección 81 en la que se le explican a Jesse Gause, no a Frederick G. Williams, sus deberes como consejero (véase la introducción de DyC 81).   Gause apostató a fines de 1832, y Williams fue llamado a reemplazarlo en marzo de 1833. (Véase DyC 90: 6). En esa fecha se quitó el nombre de Gause en la sección 81 y se insertó el de Williams. (Es posible escribir el nombre de un consejero actual de la Primera Presidencia debido a que los deberes se aplican a quienes hayan servido a través de los años).

Aunque la secuencia en  la Doctrina y Convenios parece ser la opuesta, los acontecimientos históricos muestran que el oficio y los llamamientos dentro de la Presidencia del Sumo Sacerdocio se efectuaron en el orden corrrecto.

Revelaciones no Publicadas

Algunas revelaciones nunca han sido publicadas, pero ahora estarán mas accesibles para  los  miembros de la Iglesia gracias al Proyecto de los Documentos de José Smith. Estas incluyen las siguientes:

1.-  Una revelación con respecto a José Smith padre, Ezra Thayre, y Frederick G. Williams. Williams era un granjero y doctor en herbolaria en Kirtland y fue convertido por los “Misioneros Lamanitas” en noviembre de 1830 y entonces los acompañó en su misión a Missouri. Los registros de terrenos de Kirtland muestran que Williams tenía 75 y 67 acres de terreno en dos “manzanas” contigüas de 105 acres.  Aparentemente, antes de salir para Missouri en el otoño de 1830, Williams puso sus terrenos a disposición de la Iglesia, para sus propósitos de ésta.  Aunque José Smith conoció a Williams hasta julio de 1831, cuando llegó a Missouri para dedicar el lugar para la Nueva Jerusalén (véase la sección 57), esta revelación le aconseja al Profeta de manera específica a utilizar algunos de los terrenos de Williams.

A fines de agosto de 1831, cuando José Smith regresó de Missouri, Williams, Ezra Thyre, y José Smith padre, estaban involucarados en problemas de terrenos que necesitaban ser resueltos. Una revelación recibida el 11 de septiembre (DyC 64: 21) trató estos problemas. Finalmente, en una conferencia de élderes efectuada en Kirtland el 10 octubre de 1831, se resolvió el problema. En las minutas existentes de esa conferencia, solamente tenemos las decisiones, no los pormenores de la disputa.  La Iglesia debía proporcionarle a la familia Williams una morada confortable.  José Smith padre, se encargaría de la administración de la granja y de la distribución de sus productos. La familia Thayre podría quedarse en donde estaban hasta la primavera. Y la conferencia  reprendió  tanto al padre del Profeta como a Ezra Thayre por “la manera incorrecta en que se han portado en este asunto”. No se logró la solución de manera sencilla según se nos muestra por la decisión de que Thayre “sea reprendido duramente por la falta de respeto con la que ha tratado a esta conferencia.”  La conferencia le autorizó al obispo agente Newell K. Whitney (véase DyC 63: 42-45) que presentara el caso de la familia Williams “ante la iglesia” y se asegurara que se les otorgara moradas confortables “de acuerdo con los mandamientos del Señor”, redacción que se refiere claramente a esta revelación. [11]

2.- Los “Artículos de la Iglesia de Cristo” por Oliverio Cowdery. Este es un manuscrito de tres páginas escrito en la letra de Oliverio Cowdery que cita extensamente del Libro de Mormón, en particular del libro de Moroni.  El documento empieza así: “Un mandamiento de Dios a Oliverio sobre cómo debe edificar su iglesia & la forma de hacerlo,” y termina con las palabras, “Escrito en el año de nuestro Señor y Salvador de 1829— Una copia verídica de los artículos de la Iglesia de Cristo”. [12]

Este documento tiene una conexión inequívoca a la sección 20 , los Artículos y Convenios de la Iglesia de Cristo.  Todas las citas directas y las menciones del Libro de Mormón en dicho documento se encuentran también en la sección 20.

A principios de junio de 1829, con la traducción del Libro de Mormón casi terminada, y sabiendo de las declaraciones recién reveladas de que la iglesia de Cristo se establecería de nuevo sobre la tierra, José Smith dictó una revelación que contiene “instrucciones concernientes a la edificación de la iglesia de Cristo, de acuerdo con la plenitud del evangelio” (DyC 18). Una parte de esa revelación fue dirigida a Oliverio Cowdery. Allí se le instruye para dirigir la predicación del evangelio porque  “os hablo a vosotros como a Pablo, mi apóstol ...” porque había sido llamado con el mismo llamamiento que él [Pablo] (DyC 18: 9) y en preparación para la futura  “edificación de la iglesia de Cristo,” y parece que también se le invitó a que preparara un resumen de la política de la Iglesia “confiando en las cosas...escritas” en el Libro de Mormón.

3.- Evidentemente se recibió una revelación concerniente a obtener los derechos de autor del Libro de Mormón en Canadá, y por lo tanto en todo el Reino Unido.  Nunca ha estado disponible el texto de esta revelación, por lo que,  quienes han escrito al respecto, lo han hecho en base a hechos incompletos.  Ahora podemos arrojar luz adicional acerca de esta revelación que nunca ha sido publicada.  Las explicaciones adicionales tendrán que esperar hasta que se publiquen los volúmenes.

4.- Existe una supuesta revelación fechada el 17 julio de 1831, en la cual se invita a los élderes de la Iglesia a que se casen con las “lamanitas”.  Se trata de una reconstrucción hecha unos treinta años después con muchas inconsistencias anacrónicas.  En el Proyecto de los Documentos de José Smith, se imprime esta revelación en el apéndice debido a que no se puede establecer satisfactoriamente su origen.  En el apéndice se acompañan los argumentos que muestran las razones para rechazarla en la forma en que está escrita.

Conclusión

Los volúmenes del Proyecto de los Documentos de José Smith se publicarán a lo largo de una década o más. Afortunadamente, los primeros dos volúmenes de la Serie Documental, que contienen la mayoría de las revelaciones, estarán entre las primeras publicaciones.  La evidencia bien documentada y sus detalles, que aparezcan en esos volúmenes, verificarán lo que hemos investigado aquí, así como muchos tópicos que están más allá del alcance de este documento.  Los estudiosos e investigadores del futuro tendrán a su disposición la fuente más comprehensiva concerniente a la recepción, el registro, y la publicación de las revelaciones que jamás haya existido.  Aunque su presentación será muy erudita, quienes reconocen a José Smith como un profeta de Dios también encontrarán en los volúmenes bastante evidencia para confirmar su fe.

“Discoveries from the Joseph Smith Papers Project: Early Manuscripts” [Los Descubrimientos en el Proyecto de los Documentos de José Smith: Primeros Manuscritos] por Robert J. Woodford, en The Doctrine and Covenants: Revelations in Context [La Doctrina y Convenios: Las revelaciones en Contexto] editores Andrew H Hedges, J. Spencer Fluhman, y Alonzo L. Gaskill (Provo y Salt Lake City: Deseret Book y Centro de Estudios Religiosos . Universidad de Brigham Young, 2008), páginas 23 a 39

Notas

[1] Comunicación personal de Royal Skousen. Para mayor información véase su History of the Text of the Book of Mormon [Historia del Texto del Libro de Mormón], volúmen 3 del Libro de Mormón (próximo a publicarse por el Instituto Maxwell en BYU).

[2] Doctrina y Convenios, edición de 1835, página 256.

[3] Early History of the Disciples in the Western Reserve [Primera Historia de los Discípulos de la Reserva Occidental] por Amos S. Hayden (Cincinnati: Chase and Hall, 1876), página 183.

[4] Papers of Joseph Smith [Documentos de José Smith] editado por Dean C. Jeese (Salt Lake City: Deseret Book, 1989), 1: 350

[5] Libro de Mandamientos 51: 6

[6] Evening and Morning Star, octubre de 1832, página 35.

[7] Evening and Morning Star, octubre de 1832, página 35.

[8] Symonds Ryder Manuscript [El Manuscrito de Symonds Ryder], MS 4583, caja 1, legajo 13, 1831, Biblioteca de la Historia de la Iglesia en Salt Lake City.

[9] Manuscrito de una página en la letra de Sidney Rigdon, Los Documentos de Newel K. Whitney, Colecciones Especiales L. Tom Perry, en la Biblioteca Harold B. Lee de la Universidad de Brigham Young

[10] Kirtland Revelation Book [El Libro de Revelaciones de Kirtland] páginas 10-11

[11] Para mayor información, véase “Frederick Granger Williams of the First Presidency of the Church” [Frederick Granger Williams de la Primera Presidencia de la Iglesia] por Frederic G. Williams, en BYU Studies volúmen 12, número 3, (Primavera 1972): páginas 243-260.

[12] MS 1829, Biblioteca de la Historia de la Iglesia.