Los Mandamientos y Las Revelaciones

POSTED BY: holzapfel

10/29/09


Quienes estén interesados en la Doctrina y Convenios, necesitan subirse las mangas y empezar a sacar el tesoro del más reciente volumen de Los Documentos de José Smith, publicado, hace poco mas de un mes, el 22 de septiembre de 2009. Este imponente volumen de tamaño extra grande: “Manuscript Revelation Books” [Los Manuscritos de los Libros de las Revelaciones] (Salt Lake City: Church Historian Press, 2009), reproduce los manuscritos originales de las revelaciones en su tamaño y color reales. El diseño y la encuadernación son excelentes. El libro es un tesoro en sí mismo, pero el contenido es oro puro.

Los editores de este volumen particular son Robin Scott Jensen, Robert J. Woodford y Steven C. Harper (mi colega en Educación Religiosa). Tan solo los ensayos de introducción valen el precio de cien dólares.

Esta semana, la revista BYU Studies publicó su mas reciente ejemplar (48, núm. 3), que contiene ensayos excelentes de los editores y de Grant Underwood (del Departamento de Historia en BYU) en los que resaltan el descubrimiento del manuscrito de “A Book of Commandments and Revelation” [Un Libro de Mandamientos y Revelación] (págs. 7-17), un repaso de la historia del manuscrito hasta su publicación en el Libro de Mandamientos de 1833, y en la Doctrina y Convenios en 1835, (págs. 18-52), un comentario de la importancia de los manuscritos (págs. 53-66), y un repaso de la forma en que el manuscrito nos puede ayudar a entender el “proceso por el cual José Smith recibió, registró y publicó” sus revelaciones (págs. 67-84). Agregada a estos cuatro extraordinarios ensayos se encuentra una respuesta de Ron Romig, ex-archivista de la Comunidad de Cristo, (págs. 85-91).

“El Libro de Mandamientos y Revelaciones (LMR) tendrá una enorme influencia en el estudio concienzudo de las primeras revelaciones mormonas” (pág. 53). Y eso definitivamente es verdad. Su trabajo, junto con el de sus co-editores, les proporcionará a los historiadores actuales y futuros una oportunidad de examinar estas importantes fuentes originales sin tener que viajar a Salt Lake City, a Independence, o a Provo. El impacto de esta publicación sobre nuestro comprensión de la carrera profética de José Smith, por ahora, no puede ser apreciado por completo. Sin embargo, BYU Studies ha empezado a analizar seriamente el manuscrito del Libro de Mandamientos y Revelación y los resultados aparecerán durante los próximos años y décadas. Si ya tiene los libros Manuscritos de los Libros de Mandamientos, entonces necesita adquirir el último número de BYU Studies; ya que es una contribución importante y valiosa a nuestra comprensión de los Documentos de José Smith.


Se llevará una historia

POSTED BY: holzapfel

12/15/08


José Smith recibió una revelación el día que se organizó la Iglesia, en Fayette, Nueva York (EE UU), en abril de 1830,  “He aquí, se llevará entre vosotros una historia” (Doctrina y Convenios 21:1). Los esfuerzos del Profeta han provisto a los miembros de la Iglesia y a historiadores interesados un número de fuentes primarias que nos permiten reconstruir su extraordinaria vida. Evidentemente, a cualquiera que esté interesado en la vida de José Smith le gustaría disponer de más material – más cartas, actas, diarios, y demás cosas que su pluma haya redactado, pero dadas las realidades históricas de la vida del siglo XIX, podemos sentirnos afortunados de tener tanto material para poder estudiar su vida y ministerio.

 

Estos importantes documentos se conservan en diversos lugares de los Estados Unidos, que incluyen la Biblioteca de Historia de la Iglesia en Salt Lake City y en la Biblioteca –Archivo de la Comunidad de Cristo en Independence, Missouri. en el pasado, los historiadores tenían que viajar a estos archivos para estudiar los documentos a fin de preparar libros y ensayos interpretativos. Debido a las limitaciones de espacio, sólo podían reproducir extractos de estas fuentes primarias – un acto de interpretación en sí, dejando al lector tan sólo “saborear” lo que revelan las fuentes originales.

 

Comenzando en la década de los años ´70, los líderes y eruditos de la Iglesia comprendieron que sería de gran ayuda proveer transcripciones precisas de estas fuentes primarias a un público más numeroso y para ayudar a conservar estos frágiles documentos debido a su frecuente manipulación. Después de algún tiempo, la Iglesia anunció que publicaría dos mil documentos primarios relacionados con la vida y ministerio de José Smith en una colección de treinta tomos, Los documentos de José Smith, organizada según el material específico, incluyendo diarios, documentos, historias, documentos administrativos, revelaciones y traducciones inspiradas, y artículos legales y de negocios.

 

Tomados de una amplia gama de colecciones, tanto públicas como privadas, estos importantes registros proporcionarán luz y conocimiento sobre la vida de José Smith y como resultado, la primera época del mormonismo. El élder Marlin K. Jensen, registrador e Historiador de la Iglesia, comentó: “El estudio de estas fuentes históricas, especialmente en sus formas más antiguas, brinda a los que estudian a José Smith una rica comprensión de la vida del Profeta y el desarrollo de la Iglesia restaurada” (próximo artículo de la revista Ensign, Julio de 2009)  

 

Los Documentos de José Smith, Diarios, Tomo 1: 1832-1839 — The Joseph Smith Papers, Journals, Volume 1: 1832–1839 (Salt Lake City: Church Historian’s Press, 2008) se ha puesto en venta recientemente, justo a tiempo para celebrar  la extraordinaria vida del Profeta en el aniversario de su nacimiento, el 23 de diciembre. El próximo año saldrá a la venta un importante volumen en la serie de Revelaciones y Traducciones, como el segundo volumen publicado. En este volumen, se reproducirán cuidadosamente las copias más antiguas, que se sepa, de las revelaciones de José Smith. El élder Jensen  comentó: “Parece que José consideraba las revelaciones manuscritas como sus esfuerzos más importantes por captar la voz del Señor condescendiendo a comunicarse en lo que José llamaba el “lenguaje  deshonesto, quebrantado, disperso e imperfecto de los hombres” (próximo artículo de la revista Ensign, Julio de 2009)  La serie continúa.

 

Recientemente conseguí el primer tomo de la Librería de BYU y me metí de pleno en él – unas quinientas páginas.  Primeramente,  es un volumen atractivo, impreso en papel de alta calidad y diseñado para durar mucho tiempo y uso. Incluye meticulosas transcripciones de las fuentes originales; una amplia variedad de imágenes (mapas, fotografías de personas y ejemplos de algunos de los documentos); tablas cuidadosamente preparadas (incluyendo una cronología detallada, cuadro genealógico, organización eclesiástica); un glosario extraordinario; Ensayos preliminares para cada documento; anotaciones reflexivas de los textos; así como meticulosas guías geográficas y biográficas. En verdad es un tesoro y vale cada centavo de su precio ($49.95). Aunque ya estaba familiarizado con los documentos publicados en este primer tomo,  las anotaciones e introducciones dieron vida al significado e importancia de los documentos. Me encontré marcando pasajes que captaban mi atención. Por ejemplo, el 1 de abril de 1834, José Smith escribió, “Mi Alma se deleita en la Ley del Señor pues Él perdona mis pecados” (pág. 37). Tales entradas sorprenderán y deleitarán a los lectores.

 

Los lectores no comienzan en la página 1 y leen hasta el final, tal como leemos una biografía. Éste es un proyecto documental, la clase de esfuerzo que les encanta a los eruditos y a los que aprecian tener una copia original del diario del abuelo o las cartas personales de la madre. Hay algo especial con tales documentos porque nos permiten tocar el pasado en una manera que una obra interpretativa no puede.

 

Los Documentos de José Smith proporcionan un panorama personal e intimo sobre la vida de José Smith. Los historiadores revisarán cuidadosamente los tomos a fin de brindar nuevas perspectivas sobre el Profeta. Ya de por sí, Los Documentos de José Smith ofrecen nuevas perspectivas, corrigen antiguas suposiciones y nos acerca al original mundo de José Smith, el Profeta de los últimos días. ¡En verdad es una buena época para vivir!